notesp

viernes, 29 de diciembre de 2006

Mejoras Para los Robots Marcianos

Adentrándose pronto en su cuarto año de operaciones sobre la superficie de Marte, los robots MER de la NASA, el Spirit y el Opportunity, siguen trabajando de forma más o menos normal. Aprovechando la extraordinaria circunstancia de su longevidad, los ingenieros han decidido introducir algunas mejoras en su software de a bordo. La nueva versión transmitida les proporcionará nuevas capacidades, como por ejemplo examinar imágenes y reconocer automáticamente cierto tipo de características. Las rutinas para ello fueron desarrolladas originalmente para la misión Space Technology 6, bautizada como la “nave espacial pensante”.
Uno de los campos donde será útil esta nueva capacidad es el del reconocimiento de determinados fenómenos, como los remolinos en superficie o las nubes. Ambos han sido observados repetidamente, pero para encontrarlos ha habido que rebuscar mucho entre los miles de fotografías transmitidas hasta la fecha. A partir de ahora, serán los propios robots quienes reconocerán dichos fenómenos, enviando las correspondientes imágenes a la Tierra, o más bien, las partes de las fotografías que los muestran. Ello liberará parte del tiempo de comunicaciones para que se puedan transmitir otros tipos de investigaciones científicas adicionales.
Así, para reconocer los remolinos de polvo, el software analiza imágenes tomadas con pocos segundos de diferencia del mismo campo de visión, y detecta cambios entre ellas. Para las nubes, busca estructuras no uniformes en la porción de la imagen que se identifica como el cielo.
Otro avance es una rutina que permite al robot reconocer una estructura determinada del paisaje, a medida que el vehículo se mueve (por ejemplo, una roca, cuyo tamaño va aumentando al acercarse a ella). Esta utilidad, combinada con otra capaz de calcular si es seguro o no tocar el objeto con las herramientas del brazo robótico, permitirá avanzar mucho más rápido en los análisis. Hasta ahora, eran los científicos en la Tierra quienes debían analizar las imágenes y decidir si examinar o no una roca. A partir de este momento, se podrá autorizar al robot a que él mismo decida si es seguro examinar el objetivo ese mismo día, sin esperar una o más jornadas de deliberaciones en la Tierra.
Por último, el nuevo software elabora mejores mapas del entorno, facilitando la navegación autónoma de los vehículos.
Con ésta ya son cuatro las actualizaciones de software sufridas por los MER desde el lanzamiento (una de ellas durante el viaje). Sin duda, los robots son ahora mucho más capaces que cuando despegaron, ayudando a probar programas que serán útiles para futuras misiones, como el Mars Science Laboratory, que partirá en 2009. (Foto: JPL)

MER

jueves, 28 de diciembre de 2006

Lanzado el Observatorio COROT

El lanzamiento con éxito del observatorio COROT ha marcado la introducción de un nuevo modelo de cohete, el Soyuz-2-1b. Se trata del mismo que se empleará a partir de 2009 desde la base de Kourou, en la Guayana Francesa, y que se ocupará de las cargas de peso medio que son demasiado pequeñas para el mucho más potente Ariane-5.
Las modificaciones efectuadas sobre el vehículo, respecto al viejo Soyuz, son varias. Un nuevo sistema de guiado digital ya ha sido probado en la versión Soyuz-2-1a. Ahora, se ha añadido la otra mejora sustancial, un motor más potente en la tercera etapa (RD-0124).
En su despegue inaugural, el Soyuz-2-1b ha tenido una misión de cierta responsabilidad. A bordo viajaba el telescopio COROT, desarrollado por la agencia francesa CNES, con colaboración de varios países (Austria, España, Alemania, Bélgica, Brasil y la ESA). El lanzamiento ocurrió a las 14:23 UTC del 27 de diciembre, desde el cosmódromo de Baikonur, y fue gestionado por las empresas Starsem y Arianespace. El cohete operó normalmente y tras dos encendidos de su etapa superior Fregat, 50 minutos después del lanzamiento, soltó a su carga en la ruta polar correcta (a 896 km de altitud).
El COROT (Convection Rotation and planetary Transits) es un observatorio pequeño, de apenas 630 kg, pero muy especializado. Si logra sus objetivos, podría aportar varias primicias a la astronomía mundial. Construido por Alcatel Alenia Space sobre una plataforma Proteus, estudiará el interior de las estrellas, pero sobre todo, tratará de descubrir planetas alrededor de ellas. Su telescopio debería permitir encontrar planetas de varios tamaños, incluso rocosos, parecidos a la Tierra.
Durante los próximos dos meses los controladores se ocuparán de calibrar sus instrumentos. Luego, hacia marzo, se iniciarán las observaciones, que deberían durar al menos dos años y medio. En ese tiempo será posible fotografiar al menos 120.000 estrellas parecidas a nuestro Sol, en busca de planetas extrasolares. Una pequeña fracción, un centenar, serán examinadas en busca de vibraciones que pongan de manifiesto su estructura interna.
Una cámara muy sensible equipada con 4 CCDs medirá la luz emitida por cada estrella. Si un planeta pasara por delante de ella (tránsito), la disminución del brillo (eclipse) delataría el fenómeno. En función de la lejanía de sus objetivos, el COROT debería poder descubrir varias docenas de planetas extrasolares rocosos algo más grandes que la Tierra, además de multiplicar los ya conocidos 200 de tipo gaseoso gigante. El único problema es que dichos planetas deben encontrarse cerca de su estrella (tener períodos de traslación de unos 50 días), para que su movimiento aparente pueda ser detectado por el telescopio. No son precisamente éstos los mejores candidatos para poseer vida en su superficie, pero su descubrimiento permitirá a los astrónomos crear un catálogo y realizar cálculos estadísticos sobre las poblaciones de planetas extrasolares que realmente podrían existir en la Galaxia. Los resultados, obtenidos con su telescopio de apenas 30 cm, serán una buena indicación de lo que podrá lograr el Kepler, un observatorio de la NASA que volará en 2008 y que tendrá un telescopio mucho mayor. (Foto: CNES)

COROT

miércoles, 27 de diciembre de 2006

Informe STS-116

Aunque tuvo que saltarse su primera oportunidad de aterrizaje por las inclemencias del tiempo, el transbordador Discovery consiguió finalmente posarse en Florida, tal y como deseaba la NASA.
El último día en el espacio para sus tripulantes sería tenso, pendientes de la información procedente de la Tierra que indicaría cuál de los tres centros de aterrizaje (Florida, California o New Mexico) sería el utilizado. El tiempo en los dos primeros no era bueno, y todo parecía indicar que la nave debería posarse finalmente en White Sands, donde no ocurría algo parecido desde 1982. Efectivamente, la primera oportunidad de aterrizaje en Florida tuvo que ser descartada. Pero luego, el tiempo mejoró ostensiblemente. Los meteorólogos pronosticaron que un frente de lluvias acabaría disipándose antes de la llegada del Discovery. De este modo, la dirección del programa dio luz verde a la secuencia de reentrada y transmitió las coordenadas a los astronautas.
Se cerró la bodega del transbordador, se orientó el vehículo para el frenado y se accionaron los motores para reducir la velocidad orbital y provocar el descenso hacia la atmósfera. Convenientemente orientado para resistir el rozamiento atmosférico, el Discovery cruzó el cielo y empezó a planear hacia su destino.
A las 22:32 UTC, tocaba sin problemas la pista 15 de la Shuttle Landing Facility, en Florida. De día, pero cerca del crepúsculo, la astronave se detuvo finalmente tras 52 segundos de frenado, dando por finalizada una misión que ha durado 12 días, 20 horas y 44 minutos. Es la 63ª vez que un transbordador aterriza en el Kennedy SC.
La tripulación descendió del vehículo unos minutos más tarde. El personal médico prestó especial atención a Thomas Reiter, el alemán que se ha pasado los últimos 6 meses en el espacio. Más tarde se celebraría una ceremonia de bienvenida.
El regreso del Discovery marca el final de la misión STS-116 de la NASA, durante la cual se añadió un nuevo segmento (P5) a la estructura de la ISS y se suministraron bienes y equipos. Para la ESA, el regreso del Discovery marca también la conclusión de dos misiones tripuladas: la Astrolab con Thomas Reiter y la Celsius con Christer Fuglesang.
Tras el aterrizaje los astronautas se someterán a una revisión médica como parte de los experimentos científicos en los que participaron. La tripulación regresó el sábado al Centro Espacial Johnson de Houston, Texas, para presentar sus informes. Toda la tripulación está feliz porque podrá pasar las festividades de Navidad y cambio de año en la Tierra. (Foto: NASA)

Shuttle
Video Aterrizaje

El Nuevo Satélite Meridian

Rusia ha lanzado el primer ejemplar de un nuevo satélite de comunicaciones. Se llama Meridian y estará dedicado a dar servicio a los vehículos, tanto barcos como aviones, que siguen rutas polares. También proporcionará enlaces a estaciones de zonas norteñas, como Siberia. Dado que la órbita geoestacionaria no suele ser útil en estos casos, el Meridian-1 ha sido colocado en una órbita “Molniya”, muy elíptica (39.801 por 278 km) e inclinada, con el apogeo (zona lenta de su ruta alrededor de la Tierra) coincidiendo periódicamente sobre el territorio interesado. El satélite ha sido construido por la compañía NPO PM y básicamente su diseño sustituye a los viejos Molniya-1. El despegue (desde el cosmódromo de Plesetsk) se produjo a las 08:34 UTC del 24 de diciembre, a bordo de un cohete Soyuz-2-1a. La etapa Fregat se encargó de colocar a su carga en la trayectoria correcta a las 15:34 UTC, después de varios encendidos. (Foto: Archivo del Autor)

Nuevos Satélites para la Constelación GLONASS

Un cohete Proton-K/DM-2 lanzó al espacio el 25 de diciembre a tres nuevos satélites rusos para la constelación de navegación GLONASS/Uragan. Volaron desde Baikonur a las 20:18 UTC, en dirección a sus órbitas de altitud intermedia (unos 20.000 km). Los tres pertenecen a la serie GLONASS-M, y habrán recibido los nombres operativos Kosmos-2424, 2425 y 2426. Los GLONASS son el equivalente ruso al sistema americano GPS, es decir, se emplean para determinar el posicionamiento de vehículos, objetos y personas. Sin embargo, su constelación aún no está completa. El gobierno ruso espera poder acabarla hacia 2008. (Foto: Roskosmos)

Imágenes del Hinode

La misión japonesa Hinode está enviando extraordinarias fotografías del Sol. El observatorio, en órbita desde septiembre, estudia las fuerzas que impulsan el poder explosivo y violento de nuestra estrella. Durante las últimas semanas, el Hinode ha pasado por la fase de calibración de sus tres instrumentos, el Solar Optical Telescope, el X-ray Telescope y el Extreme Ultraviolet Imaging Spectrometer, durante la cual ha observado a su objetivo. Así, su telescopio de rayos-X ha enviado imágenes con un detalle sin precedentes de la corona, su atmósfera exterior, y su telescopio óptico ha mostrado vistas magníficas de la superficie solar que revelan nuevos detalles del fenómeno de convección, además de medir la intensidad y dirección del campo magnético de la estrella. Por último, el espectrómetro, que trabaja en el ultravioleta extremo, ha medido la velocidad del material solar, y ha captado información que permite medir la temperatura y densidad de la atmósfera exterior solar. Según los científicos, el trabajo del Hinode (Solar-B) revolucionará el campo de la heliofísica. (Foto: JAXA/NAOJ)

Hinode

viernes, 22 de diciembre de 2006

Informe STS-116

Con la confirmación de que la superficie del sistema térmico del Discovery se halla en buenas condiciones, la NASA ha dado luz verde al aterrizaje del transbordador. Su tripulación revisó las superficies de control aerodinámico, y ensayó el uso de los motores de maniobra. Además, el comandante y el piloto de la misión practicaron el aterrizaje en un pequeño ordenador portátil, además de probar los sistemas de comunicaciones.
A las 18:22 UTC del 21 de diciembre, la tripulación liberaba el último satélite que transportaba a bordo, el ANDE (Atmospheric Neutral Density Experiment), pensado para medir la densidad y composición atmosféricas. El ANDE está compuesto en realidad por dos picosatélites esféricos (FCAL y MAA), que con su información permitirán predecir mejor los movimientos de los objetos en órbita. Los radares militares americanos pueden seguir las órbitas de estos satélites.
Los astronautas también hablaron con la prensa y con estudiantes, dedicando el resto del tiempo a asegurar los equipos para el aterrizaje. En la Tierra, la NASA ha activado tanto la pista del centro espacial Kennedy como la de la base de la Fuerza Aérea en Edwards. Asimismo, se ha hecho lo propio con la de White Sands, que no se emplea desde 1982. La razón es que se pronostican lluvia y nubes bajas en Florida, y seguramente fuertes vientos en California. La agencia quiere posar al Discovery el viernes, de modo que White Sands, en New Mexico, podría adoptar un papel relevante.
Los controladores han preparado un plan de prioridades por el cual se prestará atención primero a la primera oportunidad de aterrizaje en Florida (20:56 UTC), después a las segundas oportunidades en Florida y California, y finalmente, a las terceras oportunidades en California y New Mexico. Si no es posible un aterrizaje el viernes, éste quedaría pospuesto para el sábado 23.
En cuanto se tome una decisión, se comunicará a la tripulación, que cerrará la bodega del Discovery e iniciará el frenado para propiciar la reentrada. (Foto: NASA)

Shuttle
Video ANDE

jueves, 21 de diciembre de 2006

Informe STS-116

La principal tarea de la tripulación del Discovery durante las horas posteriores a la salida desde la estación internacional fue la revisión de su escudo térmico, y el lanzamiento de varios pequeños satélites artificiales.
El brazo robótico del transbordador, unido a la pértiga articulada OBSS (Orbiter Boom Sensor System) y controlado por Mark Polansky, Bill Oefelein y Nicholas Patrick, hizo un repaso completo de los bordes de las alas, del morro, de la zona inferior del vehículo y de otras zonas que, en caso de daños, podrían poner en peligro la reentrada atmosférica. Las observaciones duraron unas seis horas y finalizaron a las 22:22 UTC del 20 de diciembre. La información e imágenes obtenidas fueron enviadas a la Tierra, donde serían analizadas durante la noche.
Mientras sus compañeros trabajaban en esta importante tarea, Bob Curbeam, Joan Higginbotham, Christer Fuglesang y Thomas Reiter se dedicaron a empaquetar equipos, preparando el regreso a la Tierra previsto para el viernes.
A las 00:19 UTC del 21 de diciembre, los astronautas desplegaron los dos primeros satélites almacenados en la bodega del transbordador. Se trata de vehículos del tamaño de una taza de café, es decir, picosatélites experimentales, desarrollados para ser desplegados en el espacio y efectuar observaciones de otras naves. Su nombre es MEPSI (Micro-Electromechanical System-Based PICOSAT Inspector) y pertenecen al Departamento de Defensa estadounidense. Llamados conjuntamente MEPSI-2, se encuentran unidos entre sí por un cable de 15 metros de largo. Son cubos de 10 cm de lado, totalizando 3,5 kg. Algún día, estos vehículos podrán utilizarse para examinar de cerca los daños que otro satélite pueda haber sufrido. En esta misión, ensayarán su pequeñísima cámara y sus giroscopios.
Otros dos satélites, el RAFT-1 (Radar Fence Transponder) y el NMARS fueron desplegados a la 01:56 UTC. Son propiedad de la US Naval Academy y pesan entre 3 y 4 kg cada uno (picosatélites). Fueron desarrollados por estudiantes, para pruebas de tecnología. (Fotos: NASA)

Shuttle

Descubrimiento del Swift

El observatorio Swift de la NASA ha descubierto un nuevo tipo de explosión cósmica relacionada con los agujeros negros. Se la ha bautizado como estallido híbrido de rayos gamma, y probablemente señala el nacimiento de uno de estos objetos misteriosos. Las características de este nuevo tipo de estallido gamma son extrañas, porque se parecen a las de dos conocidas clases de estallidos de rayos gamma, pero además tiene algunas propiedades inexplicadas.
El Swift descubrió el primer estallido de este tipo el 14 de junio. Desde entonces, más de una docena de telescopios, algunos en el espacio, lo han estudiado. A pesar de todo, los astrónomos siguen desconociendo qué objeto u objetos lo han producido.
Hasta ahora, los estallidos gamma se dividían en dos categorías: cortos y largos. Estos últimos duran más de dos segundos, y podrían ser la señal del colapso del núcleo de una estrella masiva para formar un agujero negro, tras una supernova. Suelen ser sucesos lejanos. En cambio, los estallidos cortos duran menos de 2 segundos (hasta unos pocos milisegundos en muchos casos), y podrían señalar la fusión de dos estrellas de neutrones, o de una estrella de neutrones con un agujero negro, lo que supone la creación de un agujero aún mayor.
El estallido híbrido, llamado GRB 060614, ocurrió en una galaxia situada a 1.600 millones de años-luz de distancia. Duró 102 segundos, lo que parecía colocarlo en la categoría de estallidos largos. Pero no mostró los síntomas posteriores típicos de la creación de una supernova. De hecho, la galaxia anfitrión no parece tener demasiadas estrellas masivas. Está lo bastante cerca como para detectar una explosión supernova si ésta se hubiera producido, pero ni siquiera el Hubble vio nada. Por otro lado, algunas propiedades del estallido mostraron que se había comportado más como uno corto que como uno largo. El problema es que no hay un modelo teórico que permita imaginar una liberación sostenida de energía de rayos gamma durante 102 segundos. Lo único que puede hacerse es esperar al próximo estallido híbrido y recoger más información que permita a los astrofísicos trabajar sobre una teoría plausible. (Foto: NASA)

Swift

Europa, Expectante Ante el Lanzamiento del COROT

El próximo 27 de diciembre, el observatorio COROT será lanzado al espacio para llevar a cabo una misión astronómica sin precedentes. Su objetivo es doble: detectar planetas orbitando alrededor de otras estrellas, y explorar los misterios del interior estelar como nunca se ha hecho antes. COROT es una misión liderada por la agencia espacial francesa, el CNES, a la que la Agencia Europea del Espacio (ESA) y otros socios europeos están confiriendo un importante carácter internacional.
Mientras el CNES ultima los preparativos para su lanzamiento desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajstán, la ESA y un gran número de científicos implicados en la misión esperan con expectación ese acontecimiento, así como la llegada de los primeros resultados científicos.
COROT es el acrónimo de ‘Convección, Rotación y Tránsitos planetarios’. El nombre describe los objetivos científicos de la misión. ‘Convección y rotación’ se refieren a la capacidad del satélite de explorar el interior estelar estudiando las ondas acústicas que atraviesan la superficie de las estrellas, una técnica llamada astrosismología. ‘Tránsito’ es la técnica que permite inferir la presencia de un planeta a partir del debilitamiento en la luz de la estrella que se produce cuando el planeta pasa frente al astro. Para cumplir su doble objetivo científico COROT vigilará unas 120.000 estrellas con su telescopio de 30 centímetros.
COROT inaugurará una nueva etapa en la búsqueda de planetas entorno a otras estrellas. En la década transcurrida desde el primer descubrimiento de un exoplaneta (51 Pegasi b), en 1995, han sido identificados más de 200 de estos objetos fuera de nuestro sistema solar. Pero la búsqueda se ha hecho sobre todo con telescopios basados en tierra. El telescopio espacial COROT aspira a encontrar muchos más exoplanetas durante los dos años y medio que dure su misión, y a ampliar las fronteras de nuestro conocimiento incluyendo planetas cada vez más pequeños.
Muchos de los planetas que descubrirá COROT serán, probablemente, ‘Júpiters calientes’, es decir, mundos gaseosos. Pero se espera que un porcentaje desconocido de los que se detecten sean planetas rocosos, quizás sólo unas pocas veces mayores que la Tierra (o incluso más pequeños). Si COROT encuentra estos planetas, constituirán una clase de objetos del todo nueva.
Cuando COROT observe una estrella será también capaz de detectar ‘terremotos estelares’, ondas acústicas generadas en el interior profundo de la estrella y que se transmiten a lo largo de la superficie de ésta, alterando su brillo. La naturaleza de las ondas permite a los astrónomos calcular con precisión la masa de la estrella, su edad y su composición química.
La misión COROT fue propuesta inicialmente por el CNES en 1996. En 1999 se hizo pública una convocatoria para buscar potenciales socios europeos. En 2000 el CNES dio luz verde a la construcción del satélite, y en este momento lidera la misión. Sus socios internacionales son la ESA, Alemania, Austria, Bélgica, Brasil y España.
El CNES es responsable del sistema en su conjunto y del contrato de lanzamiento con la compañía franco-rusa Starsem, que proporciona el servicio de lanzamiento con una nave Soyuz.
Las aportaciones de los demás socios internacionales van desde la provisión de equipos de hardware a estaciones de tierra; observaciones complementarias desde tierra de objetos que estudiará COROT; y análisis de los datos científicos.
La ESA juega un papel crucial en la misión. La Agencia ha aportado la óptica del telescopio situado en el corazón del satélite, y ha llevado a cabo ensayos de los instrumentos científicos. El baffle del telescopio ha sido desarrollado por un equipo en el centro tecnológico de la ESA, ESTEC. ESA ha proporcionado también las unidades de procesado a bordo. Y en el marco de este esfuerzo de auténtica colaboración, científicos de diversos países europeos -Dinamarca, Suiza, Reino Unido y Portugal- han sido seleccionados, tras un concurso abierto, como co-investigadores de la misión. Como resultado de la participación de la ESA, los científicos de los Estados Miembros de la Agencia también tendrán acceso a los datos de COROT. (ESA) (Foto: CNES 2006 - D. Ducros)

COROT

miércoles, 20 de diciembre de 2006

Informe ISS/STS-116

El transbordador Discovery ya se encuentra en camino a la Tierra. Después de su exitosa misión junto a la estación espacial internacional, su tripulación se despidió de sus compañeros en el complejo y cerró las escotillas para proceder con el desacople, acción que se llevó a cabo de forma totalmente normal.
Tras ocho días de trabajo conjunto, los 10 astronautas finalizaron las actividades de transferencia de equipos y materiales entre los dos vehículos. Hacia las 19:00 UTC del 20 de diciembre, se celebró una breve ceremonia de despedida, seguida por numerosos abrazos y buenos deseos para todos. Durante los parlamentos, Thomas Reiter fue nombrado miembro honorario del grupo de astronautas de la NASA.
Después, Tyurin y López-Alegría hicieron sonar la campana en señal de despedida, mientras los tripulantes del Discovery entraban en su nave y se preparaban para la partida. Por primera vez en más de una semana, Tyurin y López-Alegría quedaban de nuevo solos, esta vez con Sunita Williams como nuevo miembro de la expedición 14.
El transbordador se separó de la estación a las 22:10 UTC (para un total de 7 días, 23 horas y 58 minutos de actividades conjuntas), y su comandante aún envió un último mensaje de buenos deseos a sus compañeros, mientras efectuaba con su nave un medio giro alrededor del complejo. Los astronautas aprovecharon dicho giro para fotografiarlo y documentar así desde la distancia el aspecto actual de la ISS, después de las últimas tareas llevadas a cabo en el sistema de provisión energética.
El Discovery se halla ahora en una órbita provisional que paulatinamente lo llevará hasta la posición adecuada para la reentrada y el aterrizaje en la zona preferente, en el centro espacial Kennedy. Sin embargo, no está claro que el tiempo meteorológico quiera cooperar. Si todo fuera bien, el transbordador se posaría a las 20:56 UTC del 22 de diciembre. Antes, el día 20, se empleará de nuevo el brazo robótico Canadarm para agarrar el sistema OBSS e inspeccionar la superficie de protección térmica del vehículo en busca de posibles daños ocurridos durante su estancia en órbita. Esta es una de las razones por las que el Discovery tardará tanto en efectuar la reentrada desde su salida de la estación.
Las reservas de consumibles a bordo durarán hasta el sábado. Por tanto, la NASA ha activado sus tres pistas de aterrizaje, de manera que se garantice el retorno antes de esa fecha. Sin embargo, la agencia preferiría no tener que posarse en White Sands, ya que ello prolongaría en un mes y medio el tiempo de retorno a Florida, retrasando las actividades para la próxima misión. (Foto: NASA)

Shuttle
Video Despedida

Alemania Inaugura una Red de Satélites Militares

Alemania prepara una constelación de cinco satélites equipados con radar para efectuar observaciones de la Tierra de carácter militar. El primero de ellos, el SAR-Lupe-1, despegó el 19 de diciembre, a las 14:00 UTC, desde el cosmódromo de Plesetsk. Un cohete comercial Kosmos-3M llevó hasta su órbita baja a su carga de unos 700 kg de peso, un vehículo dotado con una antena radar de 3 metros de diámetro. Gracias a ella, podrán obtenerse imágenes de alta resolución a cualquier hora del día (incluso de noche) y en cualquier circunstancia meteorológica. El SAR-Lupe-1, construido por la compañía OHB System para el Ministerio de Defensa alemán, operará en una órbita heliosincrónica, de modo que tendrá acceso a toda la superficie terrestre. Fue liberado por la etapa superior de su cohete media hora después del lanzamiento, mientras que sus señales empezaron a ser oídas en el centro de control apenas una hora después del despegue. Con una vida útil de unos 10 años, será seguido en breve por el resto de miembros de la constelación, que estará completa en 2008. (Foto: OHB System)

SAR-Lupe

martes, 19 de diciembre de 2006

Informe ISS/STS-116

Gracias a la cuarta salida extravehicular, se ha resuelto el problema del panel solar que no quería plegarse del todo. Fue sin duda un trabajo en equipo, en el que la improvisación también tuvo su importancia. Bob Curbeam y Christer Fuglesang salieron al exterior abriendo la escotilla a las 18:59 UTC del 18 de diciembre. Pasaron 6 horas y 38 minutos fuera de la estación, pero cumplieron todos los objetivos previstos para esta inesperada EVA, ideada para plegar los últimos 11 segmentos de uno de los dos paneles solares P6 (4B).
Con la ayuda de Sunita Williams y de Joan Higginbotham, quienes gobernaron el brazo robótico Canadarm-2 para trasladar y situar de forma precisa a sus compañeros, Curbeam y Fuglesang batallaron para lograr lo que no se había conseguido durante los días anteriores. Equipados con diversas herramientas, comprobaron rápidamente la existencia de un cable enredado que estaba evitando el plegado automático del panel. Colocándolo bien, los segmentos quedaron por fin bien alineados. Con precaución se plegó el primero, pero se apreció enseguida otra obstrucción en el camino, que costó de eliminar. A continuación, combinando pequeñas sacudidas, paradas y tirones, se fueron plegando, uno a uno los restantes segmentos. A las 00:34 UTC del 19 de diciembre, el panel solar completo, dentro de su caja, era por fin encerrado a la espera de su traslado.
Los astronautas también tomaron fotografías del otro panel, que tendrá que cerrarse en marzo, recogiendo mucha información que será crucial para los astronautas que se ocupen de ello. La última tarea fue asegurar mejor una capa de aislante que fue instalada en el Canadarm-2 días antes. Finalmente, los dos astronautas se dirigieron al interior del módulo Quest y cerraron la escotilla a las 01:35 UTC.
Curbeam se ha convertido en el astronauta que más paseos espaciales ha realizado durante una única misión de la lanzadera, cuatro, totalizando siete en su trabajo de apoyo a la construcción de la estación (45 horas y 34 minutos en el exterior). Durante la misión STS-116, se han acumulado 25 horas y 45 minutos de actividad extravehicular.
Tras el traslado definitivo de los últimos equipos entre los vehículos, el Discovery está listo para abandonar el complejo orbital y volver a casa. El transbordador se desacoplará hacia las 22:09 UTC del 19 de diciembre, y se posará en Florida, si todo va bien, hacia las 20:56 UTC del día 22. (Foto: NASA)

Shuttle
Video EVA-4

Satélite Experimental en Orbita

La agencia japonesa JAXA ha colocado en órbita a su nuevo satélite de comunicaciones experimental, el ETS-8 o Kiku-8. Despegó desde Tanegashima a las 06:32 UTC del 18 de diciembre, a bordo de un cohete H-2A-204 (F11), y fue liberado a los 28 minutos del lanzamiento en una órbita de transferencia geoestacionaria. Con un peso de 5.800 kg, el ETS-8 ha sido construido por Mitsubishi Electric y NEC para probar nuevas tecnologías en comunicaciones. A bordo transporta dos antenas enormes, pensadas para los clientes móviles, una para recepción y la otra para emisión de señales en banda S. El satélite tiene una envergadura total que alcanza los 40 metros, mientras que cada antena reflectora mide 19 por 17 metros (está compuesta por 14 módulos hexagonales), lo suficiente como para permitir que los usuarios móviles puedan usar terminales tan pequeños como los actuales teléfonos celulares. El vehículo, que quedará emplazado sobre la posición geoestacionaria 146 grados Este, dará servicio a todo Japón. Los controladores en la Tierra ya han detectado sus señales, se ha verificado la apertura de los paneles solares y se han llevado a cabo las primeras maniobras que lo llevarán a su posición definitiva. (Fotos: JAXA)

ETS-8

lunes, 18 de diciembre de 2006

Informe ISS/STS-116

El viernes 15 de diciembre, la tripulación del Discovery y de la estación espacial se tomó medio día de descanso, tras las intensas jornadas precedentes.
En la Tierra, la dirección del programa se vio obligada a mantener el control de orientación del complejo a través del sistema de propulsión del transbordador. Este había sido transferido el jueves al Discovery como parte de una paulatina desconexión de sistemas, necesaria para poder efectuar las reconexiones eléctricas que llevarían a cabo los astronautas durante su segundo paseo espacial. Cuando tras la excursión se intentó devolver el control a los giróscopos, una vez reactivado el suministro eléctrico a éstos, se detectaron problemas que los especialistas creen fueron debidos al elevado nivel de actividad solar, que había aumentado la densidad atmosférica y su alcance, incrementando el rozamiento. Así pues, se decidió posponer la transferencia durante algunas horas, completándose más tarde.
La tripulación dedicó el tiempo de trabajo asignado a continuar trasladando equipos y suministros, y los dos europeos, Reiter y Fuglesang, participaron en una conexión con dignatarios suecos. Más tarde, fueron los 10 astronautas quienes participaron en una conferencia de prensa.
Desde la Tierra, mientras tanto, los especialistas continuaban estudiando el problema del panel solar que no se había plegado del todo. Enviaron más órdenes al sistema, intentando liberar el enredo de cables y estudiando la respuesta del panel. Después de varias pruebas infructuosas, se decidió comunicar oficialmente a la tripulación algunos cambios en el plan de vuelo. Primero, durante la tercera salida, los astronautas Curbeam y Williams inspeccionarían la situación. Y en función de ello, podría programarse o no un cuarto paseo espacial para el lunes día 18.
Dicho y hecho, Bob Curbeam y Sunita Williams salieron al exterior el 16 de diciembre. A las 19:24 UTC, se abría la escotilla exterior e iniciaban su compleja serie de tareas. De nuevo se habían desconectado la mitad de los sistemas eléctricos de la estación, permitiendo que pudieran trabajar con los canales 1 y 4 que llevarían hasta ellos la electricidad generada por los paneles solares P4. Una vez conectados dichos canales, se volvieron a activar los sistemas, verificándose su perfecto funcionamiento. La ISS está ahora lista para recibir nuevos grupos de paneles solares y módulos habitables.
Las siguientes tareas fueron instalar un dispositivo de agarre en el brazo robótico y trasladar tres grupos de paneles de protección contra los impactos, de construcción rusa, hasta el exterior del módulo PMA-3. Una futura salida servirá para instalarlos en el módulo Zvezda. Finalmente, se dirigieron al panel solar P6 y manipularon el sistema de plegado. Mientras desde el interior de la estación se enviaban órdenes a los motores, los dos astronautas sacudían con cuidado la caja donde se iban guardando los segmentos del panel. La acción conjunta permitió plegarlo un poco más (hasta el 65 por ciento), permaneciendo aún 11 segmentos fuera de la caja. Curbeam y Williams regresaron después al interior del módulo Quest, tras una salida que había durado 7 horas y 31 minutos (se cerró la escotilla a las 02:52 UTC del 17 de diciembre). Todo había bien, excepto la pérdida de una cámara digital, que se convirtió en un inesperado satélite de la Tierra.
Los especialistas en la Tierra dieron finalmente luz verde para una cuarta actividad extravehicular. Se efectuaría el lunes, con Curbeam y Fuglesang como protagonistas, y para ello se extendió un día la misión del Discovery en órbita. El objetivo, completar el plegado, y recoger información para evitar que algo parecido ocurra de nuevo en marzo, cuando se intente hacer lo mismo en el otro ala del panel solar.
El domingo se dedicó pues básicamente a preparar la cuarta excursión extravehicular. Se pulieron los planes y los astronautas participantes dormirían dentro del módulo Quest a presión inferior. También se movilizó el Canadarm-2, ya que se utilizaría este brazo para llevar a los astronautas a lugares precisos del panel. (Fotos: NASA)

Shuttle
Video EVA-3

Wallops Regresa a la Actividad

Gracias a un lanzamiento para la Fuerza Aérea y la NASA, la isla de Wallops ha vuelto a la actividad espacial orbital. Un cohete Minotaur-I (SLV-6) despegó desde allí (rampa LA0B) el 16 de diciembre, llevando consigo a dos satélites experimentales llamados TacSat-2 y GeneSat-1 (foto derecha: OSC). El despegue, que se produjo a las 12:00 UTC, se desarrolló normalmente, situando a la carga principal TacSat-2 en una órbita baja de unos 400 km unos 11 minutos después del lanzamiento. El vehículo, construido por MicroSat Systems sobre una plataforma de unos 350 kg, es propiedad del Air Force Research Laboratory y tendrá varias funciones. Su principal objetivo es demostrar que es posible construir rápidamente un satélite, lanzarlo y ponerlo en activo en el espacio. Una vez demostrado esto, el TacSat-2 (foto izquierda: AFRL) dedicará entre seis meses y un año a sus 11 experimentos, entre los cuales se hallan un telescopio de medio metro de diámetro, un sistema de propulsión iónico, un panel solar avanzado, un receptor GPS, etc. El satélite trabajará respondiendo a las órdenes enviadas por las fuerzas militares desplegadas, obteniendo imágenes y transmitiéndolas a la Tierra con gran celeridad. También podrá actuar de forma autónoma.
La carga secundaria es propiedad de la NASA (foto derecha: NASA). El GeneSat-1, construido por el centro Ames con participación de varias universidades, fue desplegado 10 minutos después que su compañero de viaje y es un ejemplo de nanosatélite, es decir, un vehículo de pequeñísimo tamaño y peso (apenas 4 kg). Su misión experimental será trabajar durante cuatro días en la observación del comportamiento de bacterias E. coli en microgravedad y expuestas al entorno espacial, las cuales viajan instaladas en el interior de un mini-laboratorio. El equipo dispone de sensores que pueden detectar proteínas y otros productos de la actividad genética. Transcurrido el plazo, el satélite continuará operando y siendo seguido desde la Tierra gracias a una baliza. La NASA quiere evaluar la estabilidad de los sistemas de la carga orbital durante períodos de cuatro meses a un año.
Hacía 11 años que no se lanzaba un cohete orbital desde el suelo de la isla Wallops (21 años desde el último vuelo con éxito). En 1999 despegó desde allí un Pegasus bajo la panza de su aeronave de transporte.

GeneSat-1
TacSat-2
Minotaur

viernes, 15 de diciembre de 2006

Informe ISS/STS-116

Bob Curbeam y Christer Fuglesang completaron con éxito su segundo paseo espacial. Actuando como verdaderos electricistas, llevaron a cabo la primera mitad de la compleja tarea de conectar los paneles solares del segmento P4 al sistema energético de la estación. Los dos astronautas salieron al exterior a las 19:41 UTC del 14 de diciembre, y dos horas más tarde habían finalizado su principal objetivo, poner en línea los canales 2 y 3 del sistema energético permanente. Los canales 1 y 4 serán reconfigurados durante la tercera salida extravehicular, prevista para el sábado.
Con antelación a las conexiones realizadas por Curbeam y Fuglesang, los controladores desconectaron la mitad de los sistemas de la estación, incluyendo algunas luces, aparatos de comunicación, ventiladores y ordenadores de reserva. Una hora y 45 minutos después de haber iniciado las desconexiones, los controladores volvían a conectar cada uno de los elementos. Además, los sistemas de refrigeración empezaban a bombear calor hacia el exterior y los transformadores eléctricos regulaban ya los voltajes de forma eficiente. La electricidad generada por los nuevos paneles solares alcanzaba su destino sin ninguna complicación.
Habiendo completado con antelación todos sus objetivos, incluyendo la instalación de una cubierta térmica en el brazo robótico Canadarm-2, bolsas de herramientas para futuras salidas, y la recolocación de dos minivehículos de desplazamiento manual, los dos astronautas penetraban otra vez en el módulo esclusa Quest y cerraban la escotilla exterior. Su paseo espacial duró exactamente cinco horas, una hora menos de lo programado. Parte del mérito de su buena labor recayó en Suni Williams y Joan Higginbotham, quienes operaron el brazo robótico de la estación para apoyar la actividad extravehicular.
El día 15 estará dedicado al descanso para los excursionistas espaciales, y al transporte de equipos y suministros entre el Discovery y la estación. Además, los astronautas participarán en una rueda de prensa. (Foto: NASA)

Shuttle

Descubrimientos Gracias a la Stardust

Los científicos que están examinando las muestras capturadas por la sonda Stardust procedentes del cometa Wild 2, han llegado a la conclusión de que estos astros son un reservorio precioso para las moléculas orgánicas que son los ladrillos que forman la vida. Los investigadores han descubierto dos tipos de moléculas orgánicas ricas en nitrógeno en el Wild 2, que se añaden a la larga lista ya conocida de sustancias importantes para el desarrollo de la vida. Es decir, los cometas han demostrado ser un buen vehículo para el suministro primigenio a la Tierra de los compuestos ricos en nitrógeno, tan necesarios para el caldo de cultivo que los expertos creen dio lugar a la aparición de la vida. El hallazgo también confirma que el menú de compuestos orgánicos disponibles para este origen fue en su momento mucho más rico de lo que se pensaba.
Las dos moléculas descubiertas en el Wild 2 son la metilamina y la etilamina, las cuales proporcionan una fuente de nitrógeno fijado, un recurso que habría sido muy escaso en la Tierra primitiva. La fijación del nitrógeno implica la conversión del gas nitrógeno muy estable (N2) de nuestra atmósfera a una forma utilizable biológicamente, como una amina o nitrato, los compuestos que podemos hallar en un fertilizante. Las enzimas que fijan el nitrógeno parecen ser muy antiguas, de manera que encontrar una fuente de nitrógeno fijado habría sido un reto muy temprano para la vida, desde el momento de su origen. Los cometas podrían haber sido los que proporcionaron cantidades significativas de ese nitrógeno estable y fijado, en la forma de metilamina y etilamina. (Foto: JPL)

Stardust

Satélite Secreto Para la NRO

Un cohete Delta-7920-10, la primera misión desde la formación del consorcio de lanzamiento ULA (United Launch Alliance), ha servido para colocar en órbita un nuevo satélite espía ultrasecreto estadounidense. Bautizado solamente como NRO L-21, el vehículo partió desde la rampa SLC2W de la base californiana de Vandenberg, a las 21:00 UTC del 14 de diciembre. Propiedad de la National Reconnaissance Office (NRO), la carga útil fue colocada en una órbita inicial baja, sin que se sepa cuáles son sus objetivos y destino final. El NRO L-21 fue liberado a los 58 minutos del lanzamiento. (Foto: ULA)

ULA

jueves, 14 de diciembre de 2006

Informe ISS/STS-116

La principal tarea a realizar durante el miércoles 13 de diciembre, en la estación espacial internacional, consistía en plegar una de las alas del panel solar en el segmento P6. Sin embargo, tras seis años extendido, dicho panel no está poniendo facilidades a la tripulación y a los ingenieros.
Fue instalado en diciembre de 2000, como sistema de suministro de energía provisional. Ahora es necesario su plegado, no sólo para su futuro traslado y unión al segmento P5, que acaba de ser conectado, sino también para que los nuevos paneles, que deben girar sobre su eje para seguir la posición del Sol en el cielo, no choquen con el viejo P6.
La operación se adivinó rápidamente compleja. Durante seis horas, los astronautas enviaron desde el interior de la estación hasta 45 órdenes de plegado y desplegado, intentando que, poco a poco, los segmentos del panel, que se parecen a una persiana veneciana, fueran retrayéndose. Los problemas aparecieron cuando los cables guías que ayudan a plegar los segmentos en el interior de una especie de caja estrecha, aparentemente se enredaron. Sólo 17 de los 31 segmentos del panel solar quedaron guardados en su sitio. Por fortuna, la cifra es suficiente, y aunque el plegado ha sido parcial, deja espacio suficiente para que los paneles nuevos (P4) puedan girar.
Los ingenieros deberán pensar cómo solucionar el problema, pero mientras tanto, ya es posible empezar a alimentar la estación con la energía de los P4. A la 01:00 UTC del 14 de diciembre, los controladores de vuelo enviaron las primeras órdenes al motor del P4 (Solar Alpha Rotary Joint) y éste empezó a girar sobre su eje para seguir el Sol. Tres horas después, se activaban las válvulas del sistema de refrigeración, permitiendo que su fluido circule por los conductos de los segmentos y los radiadores. Este es el primer paso para refrigerar la aviónica y la electrónica del complejo orbital de forma efectiva.
La NASA está estudiando qué hacer con el plegado parcial del panel P6. La situación no impide seguir adelante con el plan previsto, incluyendo el segundo paseo espacial de la misión, que deberá efectuar las primeras conexiones para llevar la electricidad del P4 a los sistemas de la estación. Podría sin embargo improvisarse una cuarta excursión extravehicular dedicada exclusivamente a intentar cerrar el panel solar. Se ha consultado a los comandantes sobre el mejor día para efectuar esta tarea, pero éstos necesitan más información para dar su opinión.
Mientras se toma una decisión, los astronautas preparan el citado segundo paseo espacial, y continúan trasladando suministros y equipos entre las dos naves. El módulo Spacehab instalado en la bodega del Discovery transportó unas 2 toneladas de material, y otros 500 kg se hallaban en el puente medio del vehículo. A cambio, el transbordador se llevará a la Tierra casi 3 toneladas y media procedentes de la estación. (Foto: NASA)

Shuttle

Los THEMIS Ya Están en Florida

El 11 de diciembre llegaron a Florida los componentes de la misión THEMIS (Time History of Events and Macroscale Interactions During Substorms), de la NASA. Su lanzamiento a bordo de un cohete Delta-7925-10 está previsto para el 15 de febrero. Hasta entonces, van a ser preparados y revisados para que todo esté listo para el despegue. La misión consiste en cinco satélites idénticos que formarán una constelación científica para el estudio de las auroras boreales y australes, originadas en tormentas geomagnéticas. THEMIS pertenece al programa Explorer y estará gestionada por el Goddard Space Flight Center. Los vehículos han sido diseñados y construidos por la University of California, el Space Sciences Laboratory (Berkeley) y Swales Aerospace. (Foto: UC Berkeley)

THEMIS

Los Científicos de la Mars Express Descubren un Marte Diferente Bajo la Superficie

Marte ha mostrado a los científicos un rostro más antiguo y rocoso bajo la superficie, tras obtener unos resultados que el principal investigador del radar MARSIS de la sonda Mars Express, Giovanni Picardi, de la Universidad de Roma ‘La Sapienza’, describe como “sin precedentes”.
MARSIS es el avanzado radar acústico que viaja a bordo de la nave Mars Express, de la ESA; sus resultados suministrarán nuevos e importantes indicios acerca de la aún misteriosa historia geológica de Marte.
Las observaciones del MARSIS, el primer radar acústico subsuperficial que se utiliza para explorar un planeta, indican claramente la existencia de antiguos cráteres de impacto ocultos bajo las suaves llanuras del hemisferio norte de Marte. La técnica utilizada recoge el eco de ondas de radio que penetran bajo la superficie.
MARSIS encontró evidencias de que dichos cráteres de impacto, de unos 130 a 470 kilómetros de diámetro, están presentes en gran parte de las llanuras bajas del norte. MARSIS "nos ofrece una especie de visión de rayos X", comentó Thomas R. Watters, del National Air and Space Museum's Center for Earth and Planetary Studies, de Washington y principal responsable de la presentación de los resultados. "Además de haber localizado cuencas de impacto desconocidas hasta ahora, hemos confirmado que algunas depresiones topográficas sutiles y aproximadamente circulares que existen en las llanuras están relacionadas con fenómenos de impacto".
Los estudios de la evolución de Marte ayudan a entender el pasado de la Tierra. Algunas señales de las fuerzas que actuaron hace varios miles de millones de años son más difíciles de detectar en la Tierra, ya que en muchos casos han sido borradas por la actividad tectónica y la erosión.
Los nuevos hallazgos acercan a los científicos planetarios a uno de los más antiguos enigmas sobre la evolución geológica y la historia de Marte. A diferencia de la Tierra, Marte muestra un gran contraste entre los hemisferios Norte y Sur. La casi totalidad del hemisferio Sur posee elevaciones accidentadas y con grandes cráteres, en tanto que la mayoría del hemisferio Norte es una planicie baja.
Dado que los impactos que provocan cráteres pueden producirse en cualquier punto de un planeta, en general se cree que las zonas con menos cráteres son superficies más jóvenes donde los procesos geológicos han borrado las cicatrices de los impactos. La superficie de las llanuras del norte de Marte es joven y suave, cubierta por grandes cantidades de lava y sedimentos volcánicos. Sin embargo, los nuevos datos de MARSIS indican que la corteza oculta es muy antigua.
"El número de cráteres de impacto con más de 200 kilómetros de diámetro localizados con MARSIS -explica Jeffrey Plaut, responsable de la investigación con MARSIS y perteneciente al Jet Propulsion Laboratory, de California- nos dicen que la corteza oculta de las llanuras del Norte debe de ser muy antigua, tal vez perteneciente a la primera época noeica (que abarca desde el nacimiento del planeta hasta hace unos 4.000 millones de años)." En los principios de la era noeica la formación de cráteres de impacto era muy frecuente en todo el Sistema Solar.
Los resultados sugieren que la corteza de las llanuras del Norte es tan antigua como las elevaciones más primitivas que se ven en el Sur, que también se remontan a la era noeica, y que la dicotomía entre los hemisferios Norte y Sur tal vez procede de los inicios de la historia de Marte.
“Son datos muy interesantes y desconocidos hasta ahora --añade Giovanni Picardi, de la Universidad de Roma ‘La Sapienza’ y principal investigador del MARSIS--. MARSIS puede ayudarnos a entender la geología de Marte mediante el análisis de la morfología superficial y subsuperficial. Además, un análisis detallado de los datos obtenidos por el instrumental nos puede ofrecer indicaciones valiosas sobre la composición de los materiales”. (ESA) (Foto: ESA/ASI/NASA/Univ. of Rome/JPL/Smithsonian)

MARSIS

miércoles, 13 de diciembre de 2006

Informe ISS/STS-116

La estación espacial internacional ha añadido dos toneladas más a su masa orbital. El segmento P5, una nueva adición a la estructura que soporta los paneles solares americanos, se encuentra en su lugar y lista para cumplir su cometido.
El día comenzó con buenas noticias procedentes de la Tierra. Los análisis de las imágenes obtenidas del escudo térmico del Discovery indican que éste se halla en buenas condiciones para el regreso. Sin embargo, aún deberá efectuarse una última comprobación rutinaria para estudiar si ha habido algún impacto durante su estancia en órbita.
La siguiente tarea prevista que se llevaría a cabo era crucial: Bob Curbeam y Christer Fuglesang tenían que hacer un paseo espacial que debía durar 6 horas y 10 minutos. Ambos habían pasado la noche en el módulo Quest, a una presión inferior a la normal, lo cual redujo el tiempo necesario para enfundarse sus trajes extravehiculares. La excursión propiamente dicha comenzó a las 20:31 UTC del 12 de diciembre y finalizó a las 03:07 UTC del día 13 (duró por tanto 6 horas y 36 minutos). Los dos astronautas retiraron del segmento P5 varios enganches que se usaron sólo para el lanzamiento, y un soporte de captura, y guiaron a Joan Higginbotham, quien, desde el interior del módulo Destiny, manipuló el brazo robótico de la estación para llevar al segmento hasta su punto de anclaje, junto a los nuevos paneles solares. Los movimientos se efectuaron muy despacio, dado el escaso margen existente entre los diversos elementos y estructuras. Una vez enganchado (22:45 UTC), los astronautas atornillaron el P5 en su sitio y efectuaron varias conexiones eléctricas. A continuación, reemplazaron una cámara exterior que había fallado y que se necesitará para futuras misiones de ensamblaje. Como aún quedaba algo de tiempo, el americano y el europeo adelantaron algunas tareas, incluyendo la apertura de un cierre que permitirá que el segmento P6 pueda ser trasladado desde su actual posición provisional y unido al P5.
Curbeam y Fuglesang regresaron finalmente al módulo Quest, aunque el estadounidense, antes de entrar, aprovechó para felicitar a los recientes ganadores del Premio Nobel, uno de los cuales pertenece a la NASA.
Completado el primer paseo espacial, ya es posible avanzar en la nueva fase de la misión, que implica posibilitar el uso de los nuevos paneles solares. Para ello deberán hacerse complejos trabajos eléctricos. En primer lugar se plegará una de las alas (P6-4B) del panel solar P6, el único americano en uso. Después, durante un segundo paseo espacial, Curbeam y Fuglesang reconfigurarán el cableado externo para que la energía producida por los paneles solares instalados en septiembre pueda alcanzar los sistemas de la estación. (Foto: NASA)

Shuttle
Video EVA 1

Cordillera en Titán

La sonda Cassini ha proporcionado más información sobre la topografía de la luna Titán. El 27 de noviembre, la nave efectuó su corrección de trayectoria OTM-81, usando sus motores auxiliares durante 160 segundos para una pequeño cambio de velocidad de 0,22 m/s. Mientras, en la Tierra, los científicos analizaban los datos enviados por el vehículo durante el sobrevuelo del 25 de octubre, que obtuvo las imágenes infrarrojas de más alta resolución hasta la fecha de la superficie. En ellas se han detectado las montañas más altas conocidas en la citada luna, recubiertas con capas de material orgánico y rodeadas de nubes. La cordillera observada tiene casi 60 km de largo, 30 km de ancho y una altitud máxima de 1,5 km. Las fotografías infrarrojas permitieron ver detalles de hasta 400 metros de diámetro. Los científicos aún no comprenden perfectamente las características de la estructura, pero esperan obtener más datos en futuros sobrevuelos, como el efectuado el 12 de diciembre, a unos 1.000 km de distancia, y el que ocurrirá el día 28, desde 1.300 km. (Foto: JPL)

Cassini

martes, 12 de diciembre de 2006

Informe ISS/STS-116

Los astronautas del Discovery se hallan ya a bordo de la estación espacial internacional, listos para llevar a cabo la parte más importante de su misión. La aproximación al complejo fue absolutamente normal, primero con el acercamiento y el giro sobre sí misma de la nave para que la tripulación de la ISS pudiese fotografiar su sistema de protección térmica, y después con el lento acoplamiento propiamente dicho, que culminó a las 22:12 UTC del 11 de diciembre con la unión al puerto de atraque del módulo Destiny.
Una vez asegurado el sistema de atraque, se comprobó si había alguna fuga de aire. Convencidos de que la unión era estanca, se abrieron las escotillas, y las dos tripulaciones pudieron por fin verse directamente las caras (23:54 UTC). Los diez astronautas celebraron la reunión brevemente, para pasar de inmediato a la larga lista de tareas conjuntas que deberán llevar a cabo durante los próximos días.
En primer lugar, los recién llegados recibieron el acostumbrado informe de seguridad, para pasar después a la instalación del asiento personalizado de Sunita Williams en la cápsula de descenso de la nave Soyuz-TMA unida a la estación. Con este movimiento, la astronauta pasaba oficialmente a pertenecer a la expedición número 14, relevando a su colega europeo Thomas Reiter.
El siguiente paso sería preparar los brazos robóticos de la lanzadera y de la estación para la instalación del segmento P5, la primera tarea importante de la misión. Sin embargo, siguiendo recomendaciones del centro de control, el brazo Canadarm-2 de la ISS fue dirigido primero hacia los bordes del ala izquierda del Discovery, para examinar un área fotografiada previamente (paneles 19 a 21) y de la que los ingenieros desean mayor detalle e información. Un sensor detectó una vibración el lunes, lo que podría implicar el impacto de un micrometeorito. Aunque no se espera encontrar nada de particular, es necesario analizar concienzudamente la región para descartar daño alguno en ella.
Completado este trabajo no previsto, el brazo del Discovery agarró el segmento P5, lo levantó sobre la bodega y lo dejó suspendido sobre una de las alas durante el período de sueño de los astronautas. Será instalado en su sitio durante la primera de tres salidas extravehiculares, que realizarán Curbeam y Fuglesang. Precisamente, los dos astronautas pasaron la noche dentro del módulo esclusa Quest, a presión más baja (10,2 psi), para purgar el nitrógeno de su torrente sanguíneo y facilitar el uso de los trajes espaciales. (Foto: NASA)

Shuttle
Video Reunión

Measat-3 en Orbita

La compañía ILS ha llevado a cabo otro lanzamiento comercial, esta vez con un satélite de comunicaciones geoestacionario propiedad de Malasia. Se trata del Measat-3, que despegó desde el cosmódromo de Baikonur a las 23:28 UTC del 11 de diciembre, a bordo de un cohete Proton-M/Breeze-M (53521/88518). Tras varios encendidos de la etapa superior, el vehículo quedó situado en la ruta de transferencia prevista. Con un peso de 4.765 kg, el Measat-3, construido por Boeing sobre una plataforma BSS 601HP, quedará situado sobre la posición geoestacionaria 91,5 grados Este. Desde allí, y gracias a sus 24 repetidores en banda C y a sus 24 en banda Ku, dará servicio a millones de personas en el área de Malasia, Indonesia y el sur de Asia. (Foto: ILS)

ILS

lunes, 11 de diciembre de 2006

Informe STS-116

El intento de lanzamiento del transbordador Discovery del día 7 de diciembre tuvo que posponerse tal y como se preveía, debido a las malas condiciones meteorológicas. Demasiadas nubes bajas dificultaban la visibilidad, necesaria ante la posibilidad de un retorno de emergencia a la pista del centro espacial Kennedy. Dado que las previsiones para el viernes no eran mucho mejores, la NASA decidió retrasar el próximo intento hasta el sábado (madrugada del domingo en Europa). Llegado este día, las condiciones aún señalaban un 70 por ciento de posibilidades de que tuviera que prohibirse el despegue. Sin embargo, conforme la cuenta atrás se aproximó al momento final, los expertos dieron luz verde a la partida.
El Discovery encendió sus motores sobre la rampa 39B del KSC a la 01:47 UTC del 10 de diciembre, es decir, en período nocturno, la primera vez que ello ocurría desde hacía cuatro años. El inicio de la misión (STS-116/12A.1), a pesar de todo, siguió el escrutinio habitual. Tras alcanzar la órbita baja provisional, los analistas estudiaron las imágenes y fotografías obtenidas y determinaron que no se habían producido episodios de desprendimiento de espuma del tanque externo durante los momentos más críticos del ascenso. Sí se apreciaron fragmentos flotantes durante la separación entre el transbordador y el tanque externo, probablemente fragmentos de hielo, pero no impactaron contra la nave. A pesar de todo, y como ya es habitual, los astronautas del Discovery revisarían el exterior de su nave durante las primeras horas de estancia en el espacio. El comandante Polansky, el piloto Oefelein, y los especialistas de misión Curbeam, Higginbotham, Patrick, Fuglesang y Williams dedicarían varias horas a esta tarea antes de su encuentro con la estación espacial internacional.
El objetivo del Discovery es añadir una pieza más al complejo, el segmento P5. Además, sus integrantes efectuarán varios paseos espaciales. Por un lado, supervisarán el plegado de una de las alas colectoras de energía en el sistema P6, y por otro, colocarán paneles protectores contra impactos sobre el módulo Zvezda. Por último, activarán el sistema eléctrico y de refrigeración de los nuevos paneles solares instalados hace poco (P4). El transbordador transporta un módulo de carga logística Spacehab, el citado segmento P5 y también cinco satélites de pequeño tamaño que liberará tras su misión en la ISS. Además, recogerán a Thomas Reiter y dejarán en su lugar a Sunita Williams, que se unirá a la expedición número 14 para una permanencia de 6 meses.
Calificada como una de las misiones más complejas de la historia, la STS-116 supondrá unos 12 días de estancia orbital. Ello permitirá un regreso a la Tierra antes del fin de año. Informados del despegue normal de sus compañeros, los tripulantes de la estación internacional prepararon su llegada, como por ejemplo los equipos fotográficos que usarán durante la aproximación.
Tras el lanzamiento, y con anterioridad al primer periodo de sueño, los astronautas del Discovery pasaron cinco horas preparando a su vehículo para trabajar en el espacio. Eso incluyó el ajuste de su órbita, la apertura de las compuertas de la bodega para permitir la disipación del calor generado por los sistemas, y el despliegue de la antena de comunicaciones. Además, se guardaron los trajes espaciales usados durante el ascenso y se activó el brazo robótico.
Durante el segundo día en el espacio, usaron este brazo para agarrar el OBSS (Orbiter Boom Sensor System), la pértiga equipada con cámaras, para revisar la superficie del vehículo en busca de posibles daños ocurridos durante el lanzamiento en el sistema de protección térmica. También instalaron las herramientas que les ayudarán a llevar a cabo el acoplamiento con la estación, previsto para las 23:17 UTC del 11 de diciembre, y revisaron los trajes que se emplearán durante las salidas extravehiculares. Curbeam y el sueco Fuglesang efectuarán las dos primeras, mientras que Williams y Curbeam realizarán la tercera.
Ofrecemos ahora una breve visión biográfica de los siete astronautas del Discovery, gentileza de Federico García del Real Viudes:
-Mark Lewis Polansky es el comandante. Esta es su segunda misión al espacio ya que previamente pilotó el Atlantis en el vuelo STS-98 (7 de Febrero de 2001), cuando viajó junto a su actual compañero Bob Curbeam hacia la Estación Espacial para llevar el módulo Destiny (5A). Nacido el 2 de Junio de 1956 en New Jersey (50 años), está casado con Lisa Ristow, con la que tiene una hija. Es Ingeniero Aeronáutico y piloto de la Fuerza Aérea con más de 5.000 horas en 30 tipos de aviones diferentes. Trabaja en la NASA desde 1992 y fue seleccionado como astronauta en 1996. Fue el número 398 en viajar al espacio.
-William Anthony "Bill" Oefelein es el piloto de la misión. Es comandante de la Fuerza Naval Norteamericana. Nacido el 29 de Marzo de 1965 en Virginia, tiene por tanto 41 años. Está casado con Michaella Davis y tiene dos hijos. Como piloto tiene una experiencia de más de 3.000 horas en 50 tipos de aviones, sumando más de 200 aterrizajes en portaaviones. Seleccionado por la NASA en 1998, debuta como astronauta con este vuelo, cuando se convertirá en el número 447 que orbita la Tierra.
-Robert Lee “Bob” Curbeam, Jr. viaja como especialista de misión y realizará 3 salidas extra-vehiculares. Es su tercer vuelo al espacio. Es piloto instructor y de pruebas, con el grado de Teniente Coronel de la Fuerza Naval, e Ingeniero Aeronáutico. Está casado con Julie Dawn Lein y tiene 2 hijos. Nacido el 5 de Marzo de 1962, en Maryland (44 años), es astronauta desde 1994. Voló en el Discovery (STS-85, 7 de Agosto de 1997) durante 11,85 días, misión durante la cual lanzaron y recogieron el satélite Crista-Spas-2 para el estudio de la capa de ozono. Volvió al espacio el 7 de Febrero de 2001, a bordo del Atlantis (STS-98), en dirección a la Estación Espacial Internacional. Realizó entonces 3 EVAs con un total de 19 horas de actividad extravehicular. Con sus 24,74 días acumulados ha sido catalogado como el astronauta número 361.
-Joan Elizabeth Miller Higginbotham nació el 3 de Agosto de 1964, en Illinois (42 años). Está divorciada, sin hijos, y es Ingeniera Eléctrica. Es astronauta desde 1996 aunque trabaja en la NASA desde 1987. Debutará en este vuelo, convirtiéndose en el astronauta 448 y en la mujer número 45 que sale al espacio.
-Nicholas James MacDonald Patrick nació el 22 de Marzo de 1964 (42 años) en Gran Bretaña, aunque tiene nacionalidad norteamericana desde 1994. Está casado, es Doctor Ingeniero Industrial y astronauta de la NASA desde 1998. Posee unas 1.900 horas como piloto en más de 20 tipos de aviones y helicópteros, incluyendo unas 800 horas como instructor del vuelo. Será el astronauta número 449.
-Christer Fuglesang nació el 18 de Marzo de 1957 en Estocolmo (Suecia). Tiene por tanto 49 años. Casado con Elisabeth Walldie, tiene tres hijos. Es ingeniero y astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA) desde 1992. Fue reserva de Thomas Reiter en la misión Euromir 95 y desde 1996 está calificado como astronauta de la NASA. Sin embargo, debutará en este vuelo y se convertirá en el astronauta número 450 de la historia y el primer sueco en hacerlo.
-Sunita Lyn "Suni" Williams, nacida el 19 de Septiembre de 1965 (41 años) en Ohio, es piloto de pruebas y comandante de la Marina Norteamericana. Casada con Michael J. Williams, su apellido de soltera es Pandya. Tiene una experiencia de unas 2.770 horas de vuelo en 30 tipos de aeronaves diferentes. Es astronauta desde 1998 y se quedará a bordo de la Estación Espacial como parte de la tripulación permanente número 14. Será la persona 451 en orbitar la Tierra y la mujer 46 en hacerlo. (Fotos: NASA)

Shuttle
Video Lanzamiento

El Ultimo Ariane del Año

El lanzamiento del último cohete Ariane-5 del año, equipado con una etapa superior ECA, fue especial en España. Aunque la carga útil era totalmente estadounidense, el carenado del vehículo mostró durante el ascenso el nombre de la ciudad de Barcelona, en lo que ha sido la culminación de estos dos últimos años en los que ha ocupado la presidencia de la Comunidad de Ciudades Ariane (CVA), una asociación formada por 34 miembros, entre ciudades, empresas y colectivos científicos. El cohete (L534/V174) despegó a las 22:08 UTC del 8 de diciembre, desde la rampa ELA-3 de Kourou, en la Guayana Francesa. A bordo transportó dos satélites de comunicaciones geoestacionarios: el WildBlue-1 y el AMC-18. El primero es propiedad de la empresa comercial WildBlue Communications, dedicada a ofrecer servicios de Internet de banda ancha. Construido por la compañía Loral sobre una plataforma L1300, pesó 4.735 kg. Su carga útil consiste en varios repetidores en banda Ka. Por su parte, el AMC-18, de SES Americom, es un satélite diseñado por Lockheed sobre una plataforma A2100A de 2.081 kg, dedicado a la transmisión de canales de televisión en banda C (24 repetidores). Los dos satélites maniobrarán desde su órbita de transferencia para alcanzar la posición geoestacionaria prevista. El WildBlue-1 se colocará sobre los 111 grados Oeste, mientras que el AMC-18 hará lo propio sobre los 105 grados Oeste. (Foto: ESA/CNES/ARIANESPACE-Service Optique CSG)

Arianespace

China Lanza Otro Satélite Meteorológico

China ha añadido un nuevo satélite meteorológico en la órbita geoestacionaria. El Fengyun-2D despegó desde Xichang a las 00:53 UTC del 8 de diciembre, a bordo de un cohete CZ-3A. Se trata del cuarto ejemplar de la serie, un vehículo estabilizado por rotación y equipado con un radiómetro. Las autoridades chinas han manifestado que el satélite permitirá ofrecer una mejor predicción meteorológica durante los Juegos Olímpicos de Beijing, en 2008. Tras ser separado del cohete portador en una órbita de transferencia, a los 24 minutos del lanzamiento, la carga, de 1,39 toneladas de peso, maniobrará para alcanzar su órbita circular final. Desde allí enviará cada media hora imágenes de la cubierta nubosa en el canal visible y en el infrarrojo, compartiendo tarea con el Fengyun-2C, operativo desde 2004. También medirá temperaturas en la superficie marina. Su vida útil es de unos tres años, por eso, China ya está preparando nuevas misiones, hasta un total de 22 a finales de 2020.

La Mars Odyssey, Provisionalmente Fuera de Combate

Probablemente debido a los efectos de una inusual lluvia de partículas de alta energía procedentes del Sol, la sonda Mars Odyssey se colocó a sí misma en modo seguro el pasado 7 de diciembre. Esto significa que se encuentra a la espera de recibir órdenes de la Tierra para regresar a su estado normal, y también que, durante un tiempo, no se recibirá demasiada información procedente de los robots en la superficie de Marte, que utilizan la sonda como sistema de retransmisión. Nada parece indicar que la Mars Odyssey tenga algún problema técnico.

Mars Odyssey

jueves, 7 de diciembre de 2006

Informe STS-116

Todo está a punto para el lanzamiento del transbordador Discovery. Dos posibles problemas técnicos han sido resueltos y ahora el único impedimento serio que podría retrasar el despegue es el tiempo meteorológico. La misión STS-116 debe volar en horario nocturno, con una visibilidad reducida pero aún adecuada. Pero la NASA no se plantea un lanzamiento sin un buen tiempo. Los expertos predicen la llegada de un sistema frontal, lo que ocasionará una gran cantidad de nubes y quizá lluvia débil. Ahora mismo existe un 60 por ciento de posibilidades de que la meteorología impida el despegue. Además, el tiempo tampoco está siendo bueno en Istres, Francia, una de las pistas de aterrizaje de emergencia. La NASA ya sabe que un retraso de 24 horas no mejoraría las cosas, ya que en este caso los vientos serán superiores a los límites, elevando al 70 por ciento las posibilidades de prohibición. Esta cifra se reduce de nuevo al 60 por ciento si consideramos un retraso de 48 horas. Quizá haya que esperar al fin de semana. (Foto: NASA)

Shuttle
Kit Prensa STS-116

Posible Detección de Agua Líquida Sobre Marte

Perdida aún en órbita alrededor de Marte, la sonda Mars Global Surveyor sigue ofreciéndonos información de gran valor científico. La NASA acaba de anunciar que la comparativa de varias fotografías de dos lugares, obtenidas por ella con varios años de diferencia, ha puesto de manifiesto cambios que sugieren la existencia de agua líquida en la superficie marciana. Las imágenes muestran depósitos nuevos, probablemente sedimentos dejados por agua fluyendo procedente del subsuelo, en algún momento de los últimos años. Estas observaciones pueden considerarse la prueba más contundente de que en la actualidad aún podría estar fluyendo agua líquida, ocasionalmente, sobre la superficie del Planeta Rojo. Si bien se ha descubierto agua en estado sólido (hielo) con anterioridad, ahora puede afirmarse que también puede haberla en estado líquido, bajo el suelo, donde las temperaturas y las presiones son distintas.
La existencia de agua líquida reabre también el debate sobre si Marte posee o no vida microbiana, aunque sea subterránea. El agua es uno de los elementos necesarios para ella, al menos tal y como la entendemos.
Los cambios se detectaron en imágenes tomadas en 2004 y en 2005. Los depósitos visibles no estaban en una imagen anterior de 1999 en uno de los lugares, y en otra imagen de 2001 en el otro sitio. La forma de los depósitos, de varios cientos de metros de largo, tiene el aspecto que podría esperarse si el material hubiese sido arrastrado por agua que fluyó en un determinado momento. Es decir, finalizan al final de la pendiente, y sus tentáculos en forma de ramas evitan los obstáculos, incluso los pequeños. Dado que la presión atmosférica es baja y el frío elevado, cualquier afloramiento de agua se evaporará rápidamente o congelará, pero tendrá tiempo de dejar atrás los sedimentos arrastrados por ella, incluso los transportados desde el interior del suelo.
Esta especie de manantiales se ha encontrado por decenas de miles en la superficie marciana, sobre todo dentro de cráteres y otras depresiones. Así pues, si se puede demostrar que el agua líquida es un elemento presente en el subsuelo, ello facilitará mucho las cosas para la futura colonización humana del planeta.
La cámara de la MGS, que mapeó el planeta en un 98 por ciento en 1999, y que había alcanzando de nuevo el 30 por ciento en 2006, antes de perderse el contacto con el vehículo, está permitiendo comparar el terreno transcurridos estos siete años. Los científicos ya han descubierto al menos 20 cráteres nuevos, de 2 a 148 metros de diámetro. Estos resultados son importantes porque ayudarán a determinar las edades de las estructuras topográficas existentes, y sugieren que la superficie marciana es realmente joven. (Foto: JPL)

MGS
Video

Barcelona Despegará Desde Kourou

El próximo viernes 8 de diciembre, a las 23:08 horas (CET), está previsto el lanzamiento desde el centro espacial europeo en la Guayana Francesa de un cohete muy especial: un Ariane 5 con el nombre de Barcelona pintado en su cofia. Para celebrarlo, el Ayuntamiento de Barcelona y CosmoCaixa, con el apoyo de la Agencia Espacial Europea (ESA), han organizado una fiesta en este Museo cuyo broche de oro será la transmisión en directo del lanzamiento. El lanzamiento es el colofón de estos dos últimos años en que Barcelona ha ocupado la presidencia de la Comunidad de Ciudades Ariane (CVA). Esta asociación está formada por 34 miembros, entre ciudades, empresas y colectivos científicos. Nació en 1998 con el fin de promover los intercambios y el desarrollo económico, cultural y pedagógico de las ciudades implicadas en actividades relacionadas con el transporte espacial europeo. Actualmente forman parte de la Asociación las metrópolis europeas con mayor presencia en actividades aeroespaciales, como Toulouse, Burdeos, Bremen, Augsburgo, Charleroi, Lieja o Vernon, además de Madrid y, por supuesto, Barcelona. La capital catalana cede el relevo a las ciudades de Toulouse y Liège, que ocuparán esta responsabilidad durante los dos próximos años. En el Ariane 5 que partirá el viernes desde Kourou, en la Guayana Francesa, podrá leerse la inscripción "Ciutat de BARCELONA". Cuando el aparato esté a 118 kilómetros de altura y viaje a 7.650 kilómetros por hora, la cofia –la etapa superior del cohete- se abrirá para que dos nuevos satélites estadounidenses de telecomunicaciones se inserten en sus respectivas órbitas. Posteriormente, la cofia caerá hacia la Tierra y se desintegrará al entrar de nuevo en la atmósfera.
La fiesta del próximo viernes 8 de diciembre durará todo el día. Se celebrará en Cosmocaixa y la entrada será gratuita. Desde las 12 del mediodía y hasta la una de la madrugada los visitantes de CosmoCaixa se verán sorprendidos por el “cohete Ariane" que, además de darles la bienvenida al centro, les explicará y demostrará cuáles son las dificultades de realizar su misión. Además, los asistentes podrán participar en distintas actividades, entre ellas talleres de cohetes; sesiones especiales de planetario en las que se recorre la historia del Universo; y sesiones continuas de documentales sobre diversos hitos alcanzados por la ESA. A partir de las 21 horas, a través de las cinco pantallas gigantes que habilitará el Museo, el público podrá seguir en directo las fases previas al lanzamiento que será comentado por Juan de Dalmau, de la ESA, delegado general de la Comunidad de Ciudades Ariane (CVA) y director del Centro Tecnológico para la Industria Aeronáutica y del Espacio. (ESA) (Foto: ESA)

Arianespace
Cosmocaixa

Explora la Tierra Como Lo Hace un Satélite

¿Alguna vez has deseado contemplar fenómenos naturales como incendios, inundaciones o erupciones volcánicas mientras se producen? ¿O has soñado tal vez con explorar el planeta a través de la mirada de un satélite? ESA ha creado una página web, MIRAVI, que da acceso a las imágenes más recientes captadas por el mayor satélite de observación de la Tierra, el Envisat. MIRAVI, abreviatura de MERIS Images RApid VIsualization, sigue al Envisat en torno al planeta; genera imágenes a partir de los datos originales recopilados por su instrumento óptico, MERIS; y cuelga estas imágenes en Internet en el plazo de dos horas. MIRAVI es una página de acceso gratuito y no es necesario registrarse.
Para disfrutar del servicio basta con visitar la página web de MIRAVI y explorar las últimas imágenes pulsando en las fotografías de la izquierda; también es posible concentrarse en un punto específico, seleccionando una zona del globo o introduciendo las coordenadas geográficas. MIRAVI también ofrece imágenes de archivo almacenadas desde mayo de 2006, que se pueden buscar por fecha.
Si bien las imágenes son fascinantes y provocan la maravillosa sensación de estar a bordo del satélite, no son útiles para los científicos. Los científicos utilizan los productos de MERIS que aprovechan las 15 bandas espectrales del instrumento y que se generan con sofisticados algoritmos. Las imágenes de MIRAVI sólo utilizan unas pocas bandas espectrales procesadas de modo que aparezcan tal como las vería el ojo humano.
El Envisat gira alrededor de la Tierra en una órbita polar de 800 km. de altitud, lo que permite a MERIS cubrir todo el planeta cada tres días. MERIS mide la radiación solar reflejada por la Tierra, por lo que es necesaria la presencia del Sol para que pueda generar las imágenes. Dado que el Sol se encuentra bajo en las zonas nórdicas durante el invierno, las imágenes de Escandinavia, por ejemplo, no están disponibles de momento, excepto en el archivo. La situación se invertirá a partir de marzo, cuando empezarán a captarse imágenes diarias de la zona. La Antártida, por el contrario, sólo será visible los dos próximos meses. (ESA) (Foto: ESA)

MIRAVI

Abertis Se Hace Fuerte en Eutelsat

La empresa española Abertis pasará a tener un papel relevante en el consorcio Eutelsat, propietario de 23 satélites en diversas posiciones orbitales. Abertis pagará 1.420 millones de dólares por el 32 por ciento de las acciones de la compañía, convirtiéndose por tanto en el mayor accionista. Los satélites Eutelsat cubren toda Europa, Oriente Medio, África, la India y partes de Asia y América.

Contacto Entre el Envisat y el Kodama

Los satélites Envisat de la ESA y Kodama de la agencia japonesa JAXA han superado con éxito una prueba de interconexión. El experimento ha demostrado que es posible enviar la información del Envisat a través del Kodama, y de allí a las estaciones de seguimiento japonesas en Tsukuba. El Envisat normalmente envía la información que genera a través del Artemis, un satélite europeo de comunicaciones geoestacionario experimental. Ahora podrá hacer lo mismo a través del Kodama, a través de la banda Ka. (Foto: JAXA)

Envisat-Kodama

martes, 5 de diciembre de 2006

La Estrategia de Exploración Global de la NASA

La NASA ha dado a conocer los elementos iniciales de su Estrategia de Exploración Global, además de los primeros detalles de la arquitectura lunar americana que pretende desarrollar. Con la Estrategia, que la NASA desea conozcan las demás agencias espaciales del mundo, se pretende aunar esfuerzos y ayudar a otros países a definir mejor sus propios proyectos futuros, que así podrán efectuar contribuciones originales y no repetir iniciativas de exploración. El plan intenta responder a las preguntas sobre por qué regresaremos a la Luna y qué se va a hacer cuando lleguemos. Además, la NASA muestra su arquitectura para definir cómo se conseguirán estos objetivos. La Estrategia de Exploración Global es el resultado de varios meses de estudios en los que han participado más de 1.000 especialistas, incluyendo expertos de la propia agencia y de otras 13 del resto del mundo. Con las recomendaciones de grupos de interés, universidades, el sector privado e incluso ciudadanos, se ha conseguido definir mejor la infraestructura que deberá construirse para hacer rentable, científicamente hablando, el retorno a la Luna. Así, se ha concluido que la mejor opción es desarrollar una base lunar alimentada con energía solar, la cual sería instalada cerca de uno de los polos lunares. Dicha base ayudaría a aprender a usar los recursos naturales de la Luna, preparar el viaje a Marte, y efectuar múltiples investigaciones científicas.
Para hacer realidad la base, se optará por un crecimiento pausado de las infraestructuras, empezando con el envío de tripulaciones de cuatro personas durante estancias de siete días, hasta que el equipo necesario para estancias más largas (generadores energéticos, robots y módulos habitables) esté listo. La primera misión ocurriría en 2020, y pronto sería seguida por otras de hasta 180 días para preparar el viaje a Marte.
Para hacer realidad esta propuesta, será necesario enviar misiones robóticas precursoras, tanto para el reconocimiento del terreno como para ensayar las técnicas de aprovechamiento de los recursos naturales y reducir los riesgos en el desarrollo de la tecnología para los módulos de alunizaje tripulados. La arquitectura lunar de la NASA continuará siendo refinada durante 2007. (Foto: NASA)

Constellation
EEG

La MESSENGER Cambia de Velocidad

La sonda MESSENGER de la NASA, en ruta hacia Mercurio, efectuó su maniobra de corrección de trayectoria TCM-13 el pasado 2 de diciembre. Fue la primera efectuada desde su visita a Venus en octubre y fue diseñada para ayudar a otro sobrevuelo de este planeta previsto para el 5 de junio de 2007. Utilizando su sistema de propulsión, modificó su velocidad en 25,6 m/s. La maniobra se efectuó en tres partes para proteger en todo momento a la nave del peligro del sobrecalentamiento por acción de los rayos solares. Ahora los controladores empezarán a preparar las observaciones científicas que la sonda intentará hacer sobre Venus en junio.

MESSENGER

Mirando a las Viking

Nuevas imágenes transmitidas por la sonda marciana MRO muestran tres puntos de la geografía del Planeta Rojo particularmente interesantes: los puntos de aterrizaje de las históricas sondas Viking-1 y 2, y el punto en el que trabaja el robot Spirit. Dado que son zonas bien conocidas por los científicos, porque han sido examinadas por los ojos electrónicos de los vehículos en la superficie, la observación en alta resolución del MRO permite a los investigadores interpretar mejor los rasgos topográficos que esta última nos irá mostrando. Además, la imagen que muestra al Spirit en las colinas Columbia ayudará a los controladores del robot a planear sus futuras actividades diarias. Las fotografías de los tomatierras Viking nos muestran los escudos térmicos que usaron durante la reentrada, e incluso los paracaídas, a pesar de que han transcurrido 30 años. (Foto: JPL)

MRO

lunes, 4 de diciembre de 2006

Informe STS-116

A muy pocos días del lanzamiento, la tripulación del transbordador Discovery ya se encuentra en Florida, donde deberá llevar a cabo los últimos preparativos. Llegaron al centro espacial Kennedy a bordo de sus jets T-38, aterrizando en la pista del Space Shuttle, el domingo 3 de diciembre. Mientras tanto, la cuenta atrás para el despegue se iniciará durante la madrugada del 5 de diciembre (04:00 UTC), en la posición T-43 horas. La cuenta se controlará desde la sala Firing Room 4, del centro de control, e incluye 27 horas y 36 minutos de paradas, lo que nos llevaría a un despegue a las 02:35 UTC del 8 de diciembre. La ventana de oportunidad se prolongará 5 minutos a partir de ese momento. Transcurrida ésta, debería retrasarse la misión al menos 24 horas.
A bordo del Discovery, en su viaje número 33 (el 117 del programa), volarán el comandante Mark Polansky, el piloto Bill Oefelein y los especialistas de misión Bob Curbeam, Joan Higginbotham, Nicholas Patrick, Christer Fuglesang y Sunita Williams. Flugesang viaja representando a la ESA, y Williams sustituirá a Reiters en la estación espacial. La misión STS-116 transportará el segmento P5, que se unirá a los actuales P3/P4, y sus astronautas se ocuparán además de reconfigurar los sistemas eléctricos y de refrigeración para que puedan entrar en servicio los nuevos paneles solares del complejo. (Foto: NASA)

Shuttle

Informe ISS

Con la llegada del transbordador Discovery prevista para las 23:00 UTC del 9 de diciembre, la tripulación de la estación espacial internacional ha centrado sus esfuerzos esta semana pasada a preparar el complejo para la visita.
Son también los últimos días de Thomas Reiter, quien regresará a la Tierra en el Discovery y será sustituido por su colega estadounidense Sunita Williams. Por eso, ha dedicado bastante tiempo a empaquetar sus cosas, incluyendo resultados científicos y artículos personales. Sus compañeros, Mike López-Alegría y Mikhail Tyurin, han revisado el plan de misión del Discovery junto a él. Entre otras actividades, han preparado el módulo esclusa Quest, que será utilizado para los tres paseos espaciales que se llevarán a cabo, junto a los trajes extravehiculares y las herramientas.
En la Tierra, los técnicos rusos han trabajado para ajustar el software que gobierna las correcciones orbitales mediante la nave de carga Progress unida al complejo. La maniobra abortada recientemente debía durar 18 minutos y 22 segundos, pero fue suspendida a los 3 minutos y 16 segundos. Los programas deben tener en cuenta los lógicos movimientos distintos de la estación debido a la presencia de los nuevos paneles solares, que han desplazado el centro de gravedad. Se ha programado una nueva maniobra de 21 minutos para el 4 de diciembre, pensada para optimizar el encuentro con el Discovery. (Foto: NASA)

ISS

El Sinosat-2 Falla en Orbita

Lanzado el pasado 28 de octubre, el satélite de comunicaciones Sinosat-2 probablemente no podrá entrar en servicio. Ni sus antenas ni sus paneles solares se han abierto por completo. Si no se resuelve el problema, algo que ahora mismo parece remoto, la dirección del programa podría decidir usar su sistema de propulsión para retirarlo de la órbita e impedir así que interfiera con su sucesor. Sería enviado para una reentrada en la atmósfera, tras una cuidadosa serie de acciones de sus motores de maniobra, cuya carga de combustible apenas ha sido utilizada. China ya prepara el Sinosat-3 para dar servicio lo antes posible a sus clientes comerciales. (Foto: Sinosat)

Objetivo Logrado

Como estaba previsto, la prueba del motor P80, que se empleará como primera etapa del lanzador europeo Vega, se llevó a cabo a las 15:30 UTC del 30 de noviembre, en Kourou. Desarrolló un empuje medio de 190 toneladas durante unos 100 segundos, con un pico de 250 toneladas a los 7 segundos del comienzo del ensayo. Los resultados señalan que el rendimiento del motor estuvo muy cerca de la curva predicha. Se registraron más de 600 parámetros para evaluar el funcionamiento de las múltiples nuevas tecnologías incorporadas al diseño. Tras su análisis, se espera una segunda prueba a mediados de 2007. El lanzador Vega se ocupará de enviar cargas de unos 1.500 kg a órbitas heliosincrónicas, pero podrá transportar satélites de entre 300 kg y 2 toneladas en función de la altitud requerida. (Foto: ESA/CNES-SOV)

Vega