notesp

miércoles, 3 de diciembre de 2008

La NASA Deja de Intentar Escuchar la Phoenix

Después de casi un mes de escuchas diarias, la NASA ha decidido dejar de estar pendiente de la sonda Phoenix, con la que se perdió el contacto el 2 de noviembre. La agencia ha empleado hasta ahora sus orbitadores (Mars Odyssey y MRO) para intentar llamar y luego detectar posibles señales procedentes de la superficie de Marte. Los ingenieros saben que la reducción del periodo de iluminación solar ha dejado al vehículo sin energía eléctrica suficiente para cargar sus baterías, de modo que sus sistemas han quedado inactivos. Dado que la variabilidad de la meteorología marciana, con sus tormentas de polvo, jugó un papel en la situación, la NASA quiso prolongar un tanto sus esfuerzos por si ésta mejoraba, pero no ha sido así. Por otro lado, la conjunción solar (el Sol se halla ahora situado entre Marte y la Tierra) ha obligado a reducir al mínimo las comunicaciones, algo que se prolongará hasta mediados de diciembre. Pero entonces, las condiciones ambientales para la Phoenix aún serán peores. El último intento de escuchar su señal lo realizó la Mars Odyssey el 29 de noviembre. (Foto: JPL)