notesp

miércoles, 8 de julio de 2009

El Casquete Polar Artico Sigue Decreciendo

Los datos enviados por el satélite ICESat confirman la reducción dramática del grosor de la capa de hielo que cubre el Ártico. Los datos acumulados entre los inviernos de 2004 y 2008 indican que, por primera vez, el hielo estacional reemplaza al hielo grueso más antiguo como el tipo dominante. El casquete polar ártico crece cada invierno a medida que el sol se oculta durante varios meses y el frío aumenta. En verano, el viento y las corrientes marinas provocan que parte del hielo fluya de forma natural fuera del Ártico, provocando además un cierto deshielo. Pero no todo el hielo se deshace en verano. Hay una capa de hielo más viejo y grueso que sobrevive. Lo que ha descubierto el ICESat es que la capa helada es ahora más delgada que antes, y que el área de hielo que sobrevive de un año para otro se ha reducido un 42 por ciento. En efecto, la cantidad de hielo producido durante el invierno no ha sido últimamente suficiente para cubrir las pérdidas del verano. Como resultado, hallaremos más zonas de aguas abiertas en el polo, y dado que eso absorbe más calor, el océano seguirá calentándose y aumentando el deshielo. (Foto: Norbert Untersteiner, University of Washington)