notesp

martes, 15 de diciembre de 2009

El Satélite WISE Observará el Cielo en el Infrarrojo

Después de algunos retrasos, la NASA dispone por fin de su nuevo observatorio infrarrojo en órbita. El WISE (Wide Field Infrared Explorer) fue lanzado desde la base californiana de Vandenberg a las 14:09 UTC del 14 de diciembre, a bordo de un cohete Delta-7320-10C (D347). El sexto miembro de la familia MIDEX, integrada en el longevo programa Explorer, fue colocado en una órbita heliosincrónica de unos 530 km. Desde allí utilizará su telescopio de 40 cm para revisar todo el cielo en varias longitudes de onda. Se espera que obtenga un catálogo de fuentes infrarrojas muy interesante, con objetos hasta 100 veces más débiles que los anteriormente detectados por misiones como el IRAS o el Akari. El WISE revisará todo el cielo durante 6 meses. Se espera que se agote la carga de refrigerante (hidrógeno sólido) a los 10 meses del despegue. Hasta entonces, el observatorio continuará trabajando todo lo posible, y posteriormente podría iniciar una misión secundaria para fuentes menos débiles. El programa, controlado por el JPL, revolucionará nuestro conocimiento del cielo ya que podrán detectarse cientos de miles de asteroides, estrellas, protoplanetas y galaxias. El WISE fue liberado de su cohete Delta y su señal fue captada inmediatamente por la red de comunicaciones TDRS de la NASA. Con los paneles solares orientados hacia el Sol, se abrieron las válvulas del criostato y empezaron a refrigerarse los instrumentos científicos. Durante el próximo mes, el vehículo será calibrado y chequeado. El catálogo que obtenga (disponible en marzo de 2012) servirá a otros programas, como el futuro James Webb Space Telescope, el sustituto del actual Hubble. El WISE fue construido por la compañía Ball Aerospace sobre una plataforma RS-300. Tiene un peso de 532 kg. (Foto: United Launch Alliance/ JPL-Caltech)