notesp

lunes, 2 de agosto de 2010

Problemas en la Estación Espacial Internacional

El sábado día 31 de julio los astronautas de la estación espacial tuvieron que enfrentarse a una pequeña crisis debido al fallo completo de uno de los dos circuitos de refrigeración del segmento estadounidense. Justo antes de las 19:00, hora de Houston (00:00 UTC), se producía el salto de un disyuntor y ello detenía el funcionamiento del módulo de la bomba del circuito refrigerador A. Dicha bomba es la que mueve el amoníaco refrigerante a través del circuito, y que se utiliza para mantener a buena temperatura los sistemas y la aviónica de la estación. Los esfuerzos por volver a cerrar el disyuntor y reiniciar la bomba fueron infructuosos durante las siguientes horas, lo que sugiere un fallo en el propio módulo de la bomba. Por tanto, los astronautas, que despertaron debido a las alarmas, tuvieron que desconectar diversos sistemas, reduciendo la cantidad de calor generado por ellos. Entre otros, dos de los cuatro giroscopios que mantienen la orientación del complejo espacial, y uno de los sistemas de comunicaciones. Por fortuna, el circuito refrigerante B sigue operando normalmente, y además los tripulantes realizaron varios puentes entre el módulo Zarya y el segmento americano. Durante el siguiente periodo de sueño, los controladores en tierra intentaron trabajar en el problema, pero las alarmas despertaron de nuevo a los astronautas. Finalmente se consiguió reactivar uno de los dos giroscopios previamente desconectados (CMG 1), de modo que la estación puede considerarse en situación estable. Con el módulo de la bomba probablemente defectuoso, la única solución por el momento parece ser su sustitución por una unidad nueva (existen dos de recambio almacenadas en una de las plataformas exteriores), lo que obligaría a una o dos salidas extravehiculares. Las actividades a realizar en la EVA prevista para el 5 de agosto, y que debían realizar Wheelock y Caldwell Dyson, quedan pues suspendidas, y serán sustituidas, si se considera necesario, por la nueva y prioritaria tarea. En una primera salida se cambiaría el módulo afectado, y posteriormente se realizaría otra salida para completar las conexiones. Mientras tanto, los sistemas activos están funcionando a una temperatura algo superior a la normal, pero aún dentro de los parámetros de seguridad. Los controladores también vaciaron los conductos de amoniaco del circuito afectado para permitir la sustitución si así se confirmara.

ISS