notesp

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Las Tormentas Marcianas de Polvo Calientan Su Atmósfera

Las tormentas de arena que azotaron la superficie marciana durante el pasado verano, poniendo en peligro la continuidad de las misiones de los robots Spirit y Opportunity, tuvieron una influencia notable en la temperatura de la atmósfera del planeta, que se elevó entre 20 y 30 grados C. El efecto de calentamiento temporal afectó a la atmósfera, pero en cambio enfrió la superficie, oculta por la densa polvareda. La sonda europea Mars Express, utilizando sus instrumentos OMEGA, HRSC y PFS, siguió la evolución de las tormentas y ha confirmado que durante su apogeo sólo el 20 por ciento de la radiación solar alcanzaba el suelo. Al mismo tiempo, el polvo en suspensión absorbía la radiación y calentaba la atmósfera, hinchándola literalmente (unos 20 km). (Foto: ESA/ASI/PFS team)