notesp

martes, 1 de abril de 2008

Segunda Demostración del Jules Verne

La segunda demostración del vehículo ATV Jules Verne fue aún más perfecta que la anterior. Como estaba previsto, la astronave europea se acercó hasta 11 metros del puerto de atraque del módulo Zvezda, y cumplió todo los requisitos para el acoplamiento final, que se efectuará, si todo va bien, el 3 de abril.
El resultado obtenido sin duda indica que el vehículo funciona incluso mejor de lo esperado. La visión cercana del Jules Verne, en las pantallas de televisión, permitió ver su imponente figura, tan grande como la vieja nave lunar Apolo. En esas mismas imágenes pudo comprobarse, en todo caso, que se han soltado de forma parcial, posiblemente durante el lanzamiento, algunas de las mantas térmicas que recubren su superficie. Ello podría ser el origen de las fluctuaciones de temperatura detectadas y que han causado algunos problemas en el control del sistema de propulsión.
La segunda maniobra de acercamiento a la estación espacial se realizó, como se ha dicho, perfectamente. Tras una aproximación inicial, el ATV activó su sistema láser (15:30 UTC). Los videometros, que lanzan pulsos láser, sirvieron para navegar con precisión hacia su objetivo. La luz rebota en reflectores colocados en el módulo Zvezda, y su comportamiento es analizado para inferir distancias, ángulos y velocidades. Este es el sistema primario usado por el Jules Verne, pero la nave dispone de otros independientes de reserva.
Comprobando la telemetría en cada paso, el control del Toulouse fue autorizando paulatinas aproximaciones hacia el complejo orbital, demostrando que es posible dirigir la maniobra si algo sucede mal a bordo. Finalmente, el Jules Verne se detuvo a unos 19 metros del Zvezda a las 16:17 UTC, volando en formación y esperando la luz verde definitiva. Concedida ésta, avanzó hasta 11 metros de distancia (16:38 UTC), donde permaneció unos minutos. La maniobra fue vigilada en todo momento por los astronautas de la ISS. Yuri Malenchenko, en una consola especial, efectuó la última prueba del día, enviando una orden desde su panel de mandos directamente al vehículo, demostrando su control sobre él. La orden le hizo retroceder hasta los 19 metros y finalmente Malenchenko lanzó otra de aborto y retirada rápida. El ATV respondió en el acto alejándose a toda velocidad de la ISS. Quedó así probado que puede abandonar la esfera de influencia de la estación si surge algún problema. En apenas 10 minutos se había situado a medio kilómetro de distancia.
Ahora los ingenieros analizarán los datos de telemetría obtenidos y si no descubren ninguna anomalía, autorizarán el acoplamiento definitivo, previsto para el jueves (14:41 UTC). (Foto: NASA TV)