notesp

viernes, 24 de octubre de 2008

Informe ISS

Las actividades conjuntas llevadas a cabo por los miembros de las expediciones de larga duración 17 y 18 finalizaron tras varios días de intenso trabajo. Garriott, el turista espacial, acabó también su batería de experimentos y se preparó para el regreso a casa. Una vez celebrada la ceremonia de despedida, Sergei Volkov, Oleg Kononenko y el propio Richard Garriott se introdujeron en el interior de su cápsula Soyuz TMA-12 y la desacoplaron del módulo ruso Pirs a las 00:16 UTC del 24 de octubre.
A diferencia de los anteriores descensos de este tipo de vehículo, la separación de los módulos que componen la nave se efectuó perfectamente, permitiendo una reentrada normal y no balística, mucho más cómoda que la que sufrieron sus predecesores. Los estudios realizados sobre lo ocurrido con anterioridad, señalan que el fallo en algunos de los dispositivos explosivos que permiten la separación entre el módulo de descenso y el módulo de servicio puede asignarse a una paulatina variación en el entorno físico del complejo espacial, sobre todo desde que se añadieron los grandes paneles solares. Su presencia ha alterado el entorno eléctrico, y ello afecta a algunos dispositivos. Los ingenieros, reconociendo la situación, han podido así tomar las medidas oportunas para que las Soyuz no tengan que sufrir problemas durante el regreso a casa.
La TMA-12 se posó a las 03:37 UTC, justo en el lugar previsto, lo que permitió una rápida extracción de los cosmonautas de la cápsula. Los dos viajeros rusos finalizaban así 199 días de viaje espacial, de los cuales 197 los pasaron en el interior de la ISS. Por su parte, Garriott paró su reloj en los 10 días.
En órbita permanecen E. Michael Fincke, Greg Chamitoff y Yury Lonchakov. Los tres proseguirán su labor de explotación y mantenimiento de la estación, además de ayudar a prepararla para una futura ocupación que eleve a 6 el número de tripulantes de larga duración, a partir de la primavera de 2009. (Foto: NASA TV)