notesp

martes, 13 de enero de 2009

El Falcon-9, en Posición Vertical

El 10 de enero, la compañía SpaceX completaba la colocación en vertical de su primer cohete Falcon-9, sobre la rampa de lanzamiento SLC40 de Cabo Cañaveral. La operación sirvió para probar los mecanismos y las conexiones entre el vehículo y el sistema terrestre. La metodología usada es tan rápida que la empresa confía en el futuro sacar del hangar a un cohete y lanzarlo en el plazo de una hora o menos. El siguiente paso será volver a colocar el vector en posición horizontal, y elevarlo de nuevo para otras pruebas. Finalmente, se desmontará el cohete, cuyas piezas serán enviadas a las zonas de fabricación y ensayos, donde recibirán los últimos toques para su futuro vuelo. Algunos elementos serán reemplazados. A finales de marzo se efectuará una simulación de cuenta atrás. El despegue definitivo podría ocurrir antes del verano. Con el tiempo, SpaceX desea que las etapas de propulsión del Falcon sean reutilizables, rebajando aún más su ya bajo coste. (Foto: SpaceX)