notesp

jueves, 29 de enero de 2009

IV Edición del Concurso Espacial

El Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) y la Fundación Aeroespacio organizan por cuarto año el concurso escolar “El espacio en la vida cotidiana”. El tema de esta nueva edición, que se enmarca en el Año Internacional del Planeta Tierra, organizado por la ONU, es “Observar la Tierra desde el espacio”. Dirigido a alumnos de segundo ciclo de ESO, de Ciclos Formativos de Grado Medio y de Bachillerato, se estructura en cinco modalidades: investigación, robótica espacial, experimental, narrativa/cómic y animación; de forma que los estudiantes puedan abordar la temática propuesta desde distintas áreas. El objetivo del concurso es fomentar el interés de los jóvenes por la tecnología y la actividad espacial, animándoles a que exploren áreas de estudio que quedan incluidas en el campo aeroespacial como son la astronomía, las telecomunicaciones, la geografía o la astrofísica. Se busca, en definitiva, proporcionarles una primera toma de contacto con diversos campos de la tecnología antes de su entrada en la universidad. El plazo de presentación de trabajos termina el 28 de febrero de 2009, y el fallo se hará público el 1 de mayo. La duración del concurso pretende que éste sea compatible con las clases del curso escolar. El premio consiste en un campamento espacial con actividades lúdicas y educativas relacionadas con el espacio (talleres de robótica espacial, construcción de cohetes, observación de estrellas, coloquios con científicos…) y en una serie de visitas a instalaciones del sector espacial, como el Complejo de Comunicaciones Espaciales de la NASA, la Estación de Seguimiento de Satélites de la Agencia Espacial Europea, el Centro de Astrobiología, el INTA, el Centro Espacial de Canarias y el Observatorio del Teide. La tecnología espacial no se relaciona sólo con estudios científicos importantes, como la cartografía, el control de recursos hídricos, la evaluación de cosechas, etc., sino con multitud de aspectos de nuestra vida cotidiana. Objetos como el GPS, el microondas o el velcro son productos de la investigación en este campo. El concurso pretende mostrar esta realidad a los adolescentes. En el caso concreto de esta cuarta edición, la observación de la Tierra desde el espacio exterior permite analizar el cambio climático, detectar plagas, controlar la contaminación, evaluar el deterioro forestal y una serie de factores esenciales para hacer que el desarrollo económico sea sostenible y no una bomba de relojería dentro del planeta.

Concurso Espacial