notesp

martes, 3 de marzo de 2009

Ensayo Con el Paracaídas del Ares-I

El segundo ensayo en descenso libre del sistema de paracaídas inicial que se empleará en el cohete Ares-I se llevó a cabo el 28 de febrero, desde el Yuma Proving Ground del Ejército estadounidense, en Arizona. Este paracaídas se usará para el frenado inicial, antes de la apertura de los paracaídas principales, y será esencial para estabilizar el motor de la primera etapa del cohete Ares-I, una vez finalizada su misión. De este modo, podrá ser recuperado y reutilizado, como ocurre con los aceleradores de la lanzadera espacial. Durante la prueba, se descolgó el paracaídas, de unos 23 metros de diámetro, desde un avión C-17. Estaba unido a una carga de unas 25 toneladas para simular el peso del motor agotado. El descenso se realizó conforme a lo previsto, tras una caída desde 25.000 pies de altitud. El sistema de paracaídas es parecido al usado en el transbordador espacial, pero el motor del Ares-I tiene un segmento más, y por tanto, además de pesar más también, se agotará a una mayor altitud y se moverá más rápido.