notesp

lunes, 27 de abril de 2009

Informe ISS

Dentro de un mes, el 25 de mayo, el europeo Frank De Winne partirá hacia la estación espacial internacional en un cohete Soyuz. Su estancia de seis meses en la ISS culminará en octubre de este año, cuando se convierta en el primer comandante europeo de la estación. Ahora, la ESA ha dado a conocer el logotipo que presidirá su misión. De Winne efectuará numerosos experimentos científicos, demostraciones tecnológicas e incluso programas educativos. Durante su presencia, tendrá que operar el brazo robótico Canadarm-2 para capturar y acoplar al complejo el primer vehículo logístico japonés, el HTV-1, en septiembre. También usará el brazo robótico del módulo Kibo para instalar en él algunas cargas externas. La misión de De Winne, bautizada como OasISS, será la segunda de larga duración a bordo de la ISS, y contemplará ya la presencia continuada de una tripulación de seis personas en la estación, lo que aumentará el tiempo dedicado a la experimentación científica. Mientras tanto, en órbita, los actuales tripulantes del complejo siguen adelante con su plan de trabajo. Koichi Wakata y Michael Barratt finalizaron hace poco el mantenimiento del sistema de aislamiento de vibraciones de la cinta sinfín, mejorando su rendimiento. Durante el verano se enviará a la estación una segunda cinta sinfín, bautizada como COLBERT. Por su parte, Gennady Padalka, con la ayuda de Barratt, comprobó el estado de los trajes espaciales Orlan que emplearán durante las salidas extravehiculares programadas para los días 5 y 10 de junio. Durante dichas EVAs, los astronautas moverán diversos equipos tanto fuera como dentro del módulo de acoplamiento ruso Pirs. Esto dará vía libre a la unión en noviembre de un nuevo módulo para investigaciones, el llamado Mini-Research Module-2, cuya presencia ayudará además a acoplarse con mayor facilidad a futuras naves Soyuz y Progress. En el área científica, los astronautas efectuaron un experimento denominado FLYING SAUCER. Se hizo girar un disco y se comprobó su comportamiento en microgravedad, tanto en movimiento como parado. (Foto: ESA)