notesp

viernes, 8 de mayo de 2009

Informe ISS

La nave de carga Progress M-66, repleta de basura y otros elementos inservibles, abandonó la estación espacial internacional a las 15:18 UTC del 6 de mayo. No será sin embargo enviada inmediatamente a su destrucción, sino que permanecerá hasta el día 18 en órbita, para permitir la realización de diversos experimentos de carácter geofísico. Dichos experimentos pertenecen al programa Plasma-Progress y consisten en un estudio de los efectos de los gases de sus motores de maniobra sobre el plasma circundante. Finalizada su tarea de laboratorio espacial, la cosmonave será enviada hacia el océano Pacífico, donde caerán sus restos incinerados durante la reentrada atmosférica. La sucesora de la M-66 no tardó mucho en ser lanzada. Perteneciente a la nueva serie de naves con aviónica digital, la Progress M-02M (33P) despegó desde Baikonur a las 18:37 UTC del 7 de mayo, a bordo de un cohete Soyuz-U. Unos nueve minutos más tarde, alcanzó su órbita preliminar, desplegando sus antenas de navegación y paneles solares. Si todo va bien, atracará junto al módulo ruso Pirs el 12 de mayo, llevando a bordo dos toneladas y media de comida, combustible y otros suministros. (Foto: Energia)