notesp

jueves, 1 de abril de 2010

El Spirit Guarda Silencio

El robot Spirit no comunicó con la Tierra el pasado 30 de marzo, en su sesión semanal. Dado que la telemetría ya había indicado el bajo nivel de sus baterías y la falta de iluminación adecuada de sus paneles solares, el vehículo habrá entrado automáticamente en un modo de hibernación de baja energía. Esto quiere decir que la NASA podría no recibir señal alguna del Spirit en varias semanas e incluso meses. El robot, detenido en una trampa de arena y ligeramente inclinado para recibir toda la energía solar posible, tendrá que pasar el invierno marciano en estas precarias condiciones. Cada vez que la batería alcance una carga suficiente, intentará llamar a la Tierra. La NASA escuchará en cada ocasión posible. Marte se acerca al solsticio de invierno (a mediados de mayo), y el Sol se halla ya muy bajo en el horizonte. Además, los paneles solares del Spirit están muy llenos de polvo, disminuyendo su eficacia. Durante el período de hibernación, el frío podría afectar a la electrónica del vehículo, pero sus sistemas han sido diseñados para resistirlo. El único problema es que fue pensado para trabajar durante tres meses y ya lleva varios años en activo, por lo que sus sistemas han envejecido y han soportado muchos más ciclos de temperatura de lo que se creía posible. Cuando las condiciones mejoren, será el momento de comprobar si el Spirit sigue resistiendo y trabajando sobre la superficie de Marte, aunque se haya convertido ahora en una plataforma inmóvil. (Foto: JPL)