notesp

jueves, 1 de abril de 2010

Hace 50 Años (62): Tiros-1

Una de las prioridades de la NASA, reflejada ya en sus primeros planes a corto plazo, es la explotación de una atalaya espacial para tareas meteorológicas. Algunos experimentos con satélites Vanguard y Explorer han demostrado que es posible fotografiar la capa nubosa y obtener otros datos interesantes para el científico. Pero el origen del programa de satélites meteorológicos de la NASA se encuentra, como tantos otros, en los esfuerzos militares realizados en los meses que antecedieron a la formación de la agencia civil. Así, el TIROS (Television and InfraRed Observation Satellite) no es sino una versión no-militar del proyecto Janus, ideado originalmente por el US Army. Después de desestimarse una larga lista de posibles lanzadores, el primer TIROS será enviado al espacio a bordo de un cohete Thor-Able-II, el último utilizado en el programa espacial estadounidense. El primer TIROS es también un modelo experimental, pensado para demostrar tecnología que permita fotografiar las nubes mediante una cámara de televisión (sucesivos vehículos demostrarán otras tecnologías que se montarán en el satélite operativo, el Nimbus). Su aspecto es el de un poliedro de 18 caras, de 56 cm de alto y 107 cm de ancho. La energía eléctrica la proporcionan 9.000 células solares de silicio, montadas en el cuerpo, las cuales alimentan varias baterías de níquel-cadmio. Se emplea una sola antena para la recepción de órdenes y dos más para transmitir la telemetría. El vehículo se estabilizará mediante su giro alrededor del eje longitudinal, de modo que posee cinco pares de pequeños cohetes sólidos en la base que aseguran el mantenimiento de una rotación de 8 a 12 rpm. Para obtener imágenes, el satélite alberga dos cámaras vidicón de 500 líneas y 1,27 cm de diámetro: una de ancho campo (104 grados) y la otra de campo estrecho (12 grados), montadas ambas con sus ejes ópticos paralelos al del giro de la nave. Las fotografías pueden transmitirse directamente a tierra (Wallops y Vandenberg) o ser almacenadas a bordo (un máximo de 32 fotogramas) hasta el sobrevuelo de una estación receptora. Las cámaras funcionarán sólo cuando la Tierra esté bajo su campo de visión. A la altitud de vuelo, la cámara de ancho campo puede cubrir una zona de 1.200 por 1.200 km, con una resolución máxima de 2,5 a 3 km. Su compañera puede cubrir un cuadrado de 120 por 120 km con una resolución espacial de 0,3 a 0,8 km. La cobertura prevista corresponde a los territorios situados entre las latitudes 55 grados sur y 55 grados norte. El Tiros-1 transporta asimismo varios sensores infrarrojos para medir la absorción y reflexión de la superficie y la atmósfera respecto a la radiación solar. El satélite y las cámaras han sido fabricados por la empresa RCA (Astro-Electronic Products Division). El lanzamiento, el 1 de abril de 1960, se desarrolla perfectamente, un buen colofón a la carrera del Thor-Able, que ahora sólo continuará bajo diversas reencarnaciones (Thor-Epsilon, Thor-Delta). Para esta misión orbital, el cohete usará por primera vez el sistema de guiado de los Bell Telephone Laboratories, así como una baliza para radar instalada en la tercera etapa Altair. Una vez en el espacio, en una órbita ligeramente más alta de lo previsto, el Tiros-1 empieza a enviar imágenes, tarea que realizará hasta el 15 de junio, cuando un fallo de provisión energética deja sin poder operar a las cámaras. A pesar de todo, el experimento puede considerarse un éxito total, con 22.952 imágenes transmitidas hasta esta fecha. Las fotografías proporcionan la primera cobertura meteorológica casi global, y serán utilizadas en análisis y predicciones. El primer satélite meteorológico tiene sus limitaciones, ya que sólo puede captar imágenes durante el período diurno de su órbita y teniendo en cuenta su propia rotación, pero proporciona a los científicos una información muy valiosa, como la visión de las estructuras nubosas (incluidos huracanes), que pueden seguirse a lo largo de varios días. Los ingenieros descubrirán además que el campo magnético terrestre interacciona con las partes metálicas del vehículo, cambiando su orientación, un efecto que se intentará aprovechar en el futuro. En todo caso, el TIROS prueba que la meteorología desde el espacio es una ciencia prometedora y que los Nimbus, la familia de satélites que la NASA preparará para sucederlo, tendrán un gran impacto económico y social. (Fotos: NASA/USAF)
-Número de Lanzamiento COSPAR: 1960-Beta 2
-Número SSC: 00029
-Hora de Lanzamiento: 11:40:09 UTC
-Zona de Lanzamiento: Cabo Cañaveral LC17A
-Nombre de la Carga Util: Tiros-1 (Tiros A-1) (OPS 0315)
-Masa al despegue: 122,5 kg
-Organización Responsable: NASA/GSFC (EEUU)
-Lanzador: Thor-Able-II (Thor-148, 58-2259) (DM-1812-2)
-Orbita Inicial: 693 por 750 km, inclinación 48,4 grados, período 99,2 minutos