notesp

miércoles, 28 de julio de 2010

Salida Extravehicular Desde el Módulo Pirs

Los cosmonautas de la estación espacial Fyodor Yurchikhin y Mikhail Kornienko llevaron a cabo el 27 de julio una salida extravehicular de 6 horas y 42 minutos de duración, la cuarta en la carrera de Yurchikhin y la primera de Kornienko. Salieron al exterior a través del módulo Pirs, a las 04:11 UTC, para dirigirse de inmediato con sus trajes Orlan hacia el extremo del módulo Zvezda, donde cambiarían una cámara de TV. Dicha cámara había visto degradada su imagen, y dado que se utiliza durante los acoplamientos automáticos del vehículo logístico europeo ATV, se decidió sustituirla por otra nueva. El próximo ATV debería llegar en diciembre. Con la cámara en su lugar, y con la confirmación de su buen funcionamiento, los cosmonautas se dirigieron hacia el módulo Rassvet, donde trabajarían para conectarlo eléctricamente al resto de la estación. En concreto, se le conectó al sistema de ordenadores del segmento ruso, en el módulo Zvezda, y también al módulo Zarya para dejar operativo el sistema de acoplamiento Kurs. De esta forma podrán unirse automáticamente naves de carga Progress y cápsulas tripuladas Soyuz. La actual Soyuz se unió al módulo mediante el control manual de sus cosmonautas. Con la labor finalizada, y antes de regresar al interior de la estación, Yurchikhin, situado en el extremo de la pértiga Strela, soltó la vieja cámara desmontada, empujándola para que se perdiera en el espacio. Preocupados por el deterioro de su material aislante, que podría liberar peligrosas partículas de fibra de vidrio si se introducía la cámara en el complejo, las autoridades rusas ordenaron al cosmonauta que expulsara la cámara en dirección contraria a la marcha de la estación. El diferencial de velocidad así obtenido posibilitaría su alejamiento y posterior reentrada atmosférica sin peligro para la ISS, dentro de 4 meses. Otros objetos quizá serán más peligrosos: durante la salida al exterior de los cosmonautas, las cámaras de TV mostraron algo escapando de sus cercanías, así como otro objeto flotando cerca del complejo. Uno parecía una grapa para cables olvidada durante una salida anterior, pero tanto uno como otro se alejaron y no parece que vayan a ser un peligro inmediato. Con los dos astronautas de nuevo en el interior del módulo Pirs, la tripulación de la Expedición número 24 empieza ya a pensar en la próxima excursión o EVA, prevista para el 5 de agosto. Durante dicha oportunidad, los americanos Doug Wheelock y Tracy Caldwell Dyson usarán el módulo Quest para salir fuera e instalar un cable de energía que permita alimentar el módulo PMM que traerá la misión STS-133 en noviembre. También instalarán un soporte PDGF en el módulo Zarya para que el brazo robótico de la estación, el Canadarm-2, pueda llegar hasta él y trabajar desde dicha posición, extendiendo su alcance. (Foto: NASA TV)

ISS