notesp

jueves, 12 de agosto de 2010

Completada la Segunda EVA de Reparación

La NASA calcula que harán falta otras dos salidas extravehiculares para resolver del todo el problema de la bomba del sistema de refrigeración a bordo de la estación espacial internacional. La segunda, tras las dificultades experimentadas el día 7, se llevó a cabo mucho mejor, con Wheelock y Caldwell-Dyson llevando a cabo los objetivos previstos, pero aún resta bastante trabajo para devolver a su posición operativa al sistema. Los dos astronautas salieron el 11 de agosto, después de que los técnicos en tierra estudiaran con atención lo sucedido durante la anterior oportunidad. Abrieron la escotilla exterior del módulo Quest a las 12:26 UTC y se dirigieron de inmediato a enfrentarse con el recalcitrante conducto que no había querido desconectarse sin ocasionar un escape de amoniaco. Los ingenieros se ocuparon de reducir la presión interna del circuito, liberando parte del nitrógeno utilizado para presurizarlo. Además, se ordenó a los astronautas aislar el conducto afectado utilizando un dispositivo disponible. Sin embargo, éste se negó a responder, así que se decidió pasar al plan B, que sería cerrar simplemente el conector M3 para evitar fugas, requisito imprescindible para permitir la desconexión del conducto respecto a la bomba. Afortunadamente, no se observó ningún escape de amoniaco destacable, así que fue posible desconectar el conducto M3. La tarea, de todas formas, no fue sencilla, porque los cristales de hielo de amoniaco acumulados lo impidieron inicialmente. Wheelock tuvo que utilizar la fuerza bruta para liberarlo. Con el último conducto de amoniaco suelto, los astronautas pasaron a desconectar los cinco cables eléctricos de la bomba, y después a aflojar los cuatro tornillos que mantenían la bomba unida a la estructura de la estación. Una vez liberada ésta, fue trasladada a un punto de anclaje provisional. El siguiente paso fue preparar la nueva bomba, situada en la plataforma número 2, para moverla a su punto de destino durante la próxima salida extravehicular (desconectaron varios cables y movieron algunas mantas térmicas). Finalmente, los astronautas regresaron al módulo Quest, donde cerraron la escotilla a las 19:36 UTC. Tras su EVA de 7 horas y 26 minutos, se dedicarán ahora a preparar la tercera excursión al exterior, que la NASA ha programado para el lunes 16 de agosto. Instalarán entonces la nueva bomba y la conectarán a los cables y conductos para que pueda ser probada. La agencia prevé una cuarta salida para almacenar correctamente la bomba defectuosa y limpiar el escenario, pero esta operación no deberá hacerse de inmediato. (Foto: NASA TV)

ISS