notesp

miércoles, 18 de agosto de 2010

Hace 50 Años (75): Discoverer-14

Animados por el resonante éxito del Discoverer-13, para los responsables del programa Corona llega la hora de repetir la hazaña, esta vez con cámaras a bordo. El ingenio también transportará una importante carga secundaria: transmisores Transit, pero por desgracia no llegarán a actuar o a ser detectados por el satélite de navegación Transit-2A. De nuevo, la combinación Thor-Agena-A actúa perfectamente, el 18 de agostode 1960, y sitúa a su carga en la órbita polar indicada. Sin embargo, la telemetría indica que el Discoverer-14 lucha denodadamente para mantener su orientación, un aspecto esencial para poder llevar a cabo su misión. Si bien el proceso consume buena parte del combustible almacenado a bordo, algunas órbitas después el vehículo consigue mantenerse estable y con la cámara dirigida hacia la superficie terrestre. Desde la segunda vuelta a la Tierra, la nave acciona su cámara C de forma automática, cada vez que sobrevuela la URSS. La primera imagen cubrirá la base aérea de Mys Schmidta. Una vez agotada la película, y con ésta bien protegida dentro de la cápsula, el programador ordena iniciar la secuencia de descenso de esta última. Han pasado unas 24 horas, 17 órbitas, y la nave se encuentra de nuevo sobre territorio amigo. Como su antecesora, la Discoverer-14 expulsa la cápsula sin incidentes, la cual acciona su retrocohete en el momento esperado. El descenso se efectúa normalmente, aunque ligeramente desviado, lo que la aleja de las fuerzas de rescate desplegadas. En esta ocasión, sus contenidos son de vital importancia, así que los aviones escolta se dirigen rápidamente hacia el punto de entrada. Muy pronto, las señales de la baliza de la cápsula son recibidas, permitiendo estimar con precisión su trayectoria. El avión Pelican 9 ve la astronave a unos 14.000 pies. Con la compuerta trasera abierta y el dispositivo de captura desplegado, la primera pasada falla por poco. También ocurre lo mismo durante la segunda, pero la tercera ocasión resulta ser la buena. La primera captura aérea de la historia de una nave procedente del espacio se ha completado con éxito. Con la cápsula ya a bordo, el avión aterriza en la base hawaiana de Hickam. Su tripulación será condecorada más adelante. Después, la cápsula será llevada hasta las instalaciones del constructor, Lockheed, en California, pero antes, la película fotográfica, su valiosísima carga, será retirada secretamente y enviada a la base aérea de Westover, en Massachusetts. Una vez revelado el material, éste irá a Washington para su examen por parte de los especialistas del Photographic Interpretation Center. Los resultados son espectaculares: darán suficientes motivos a los políticos y militares para ver de una forma muy distinta el estado actual de la Guerra Fría. A diferencia de los limitados sobrevuelos de los aviones espía U-2, la Corona 9009 ha cubierto más superficie de la URSS que todas las anteriores misiones juntas, en muchos casos de zonas jamás observadas. La resolución es inferior a la proporcionada por los U-2, pero por primera vez, los EE.UU. tienen acceso a información privilegiada sobre la posición de las instalaciones nucleares y militares soviéticas. Las imágenes, pegadas a un mapa del país, revelan el número de misiles SAM desplegados, si bien no se localizan claramente misiles ICBM, a pesar de que la base de Plesetsk queda bajo la cobertura de la misión. Los americanos se muestran convencidos de que en próximos vuelos obtendrán dicha información, esencial para definir la política de armamentos de los próximos años. Así, el verdadero potencial soviético quedará revelado frente a los ojos de los estadounidenses. Una última anécdota ilustra el clima de esta época. La misión del Discoverer-14 ha sido tan importante y secreta que su actuación debe mantenerse fuera del alcance del público. La orden se toma al pie de la letra y la cápsula SRV-101 es destruida a martillazos para ocultar sus contenidos. Será arrojada a la Bahía de San Francisco, mientras que un duplicado carente de sistemas fotográficos será entregado al museo de la USAF. (Foto: USAF)
-Número de Lanzamiento COSPAR: 1960-Kappa
-Número SSC: 00054
-Hora de Lanzamiento: 19:57:08 UTC
-Zona de Lanzamiento: Vandenberg 75-3-4 (SLC-1W)
-Nombre de la Carga Util: Discoverer-14 (KH-1, Corona 9009) (OPS-1036) (Limber Leg)
SRV-101
-Masa al despegue: 850 kg
-Organización Responsable: AFBMD/CIA (EEUU)
-Lanzador: Thor-Agena-A (Thor-237, 59-2358 / Agena 1056) (DM-1812-3)
-Orbita Inicial: 186 por 805 km, inclinación 79,7 grados, período 94,5 minutos
-Reentrada: 16 de Septiembre de 1960.