notesp

jueves, 19 de agosto de 2010

Hace 50 Años (77): Sputnik-5

Intentado recuperarse del desastroso lanzamiento inaugural de la versión recuperable de la cápsula 1K (Vostok-B), Korolev y su equipo preparan el segundo ejemplar de este vehículo. En esta ocasión, serán los perros Belka y Strelka quienes viajarán a bordo, junto a 40 ratones, dos ratas, plantas, semillas, frutas, insectos y otros seres vivos. Los canes, la carga biológica más importante, serán controlados desde tierra mediante un par de cámaras. Después de un retraso de cuatro días debido a problemas técnicos en el lanzador, la cosmonave parte hacia el espacio sin novedad el 19 de agosto de 1960. La misión sólo deberá durar 24 horas, pero los médicos saben que son muchas las incógnitas que incluso tan breve tiempo puede levantar. De hecho, una vez en órbita, los perros (observados desde el centro de control) no parecen mostrar señales de vida, aunque la telemetría indique lo contrario. La explicación es muy sencilla: se han visto afectados por el posteriormente famoso mareo espacial. Unas órbitas más tarde, Belka acabará vomitando y los médicos, asustados, recomendarán que el primer vuelo tripulado por un hombre quede limitado a una única órbita. Pero si exceptuamos este contratiempo inesperado, la misión se desarrolla con cierta normalidad. Por ejemplo, se realizan algunos experimentos y mediciones sobre la radiación cósmica. Después, se empiezan a preparar los sistemas para el regreso. Pero, al igual que ocurriera con la primera Korabl, el sistema de orientación principal infrarrojo falla. Así pues, la cápsula debe orientarse para el frenado con la ayuda del sistema secundario, el sensor solar. En la órbita 18, el motor retrocohete es accionado y se inicia el descenso. A la altitud prevista, el asiento eyectable es expulsado con los perros y demás especímenes. Tanto éstos como la propia cápsula se posan gracias a su paracaídas, a tan sólo 10 km del punto programado. Tras 26 horas de vuelo, Belka y Strelka vuelven a hacer historia para la URSS. Los soviéticos no sólo han igualado la hazaña americana del Discoverer-13 apenas unos días después de que ésta se produjera, sino que la han superado al devolver sanos y salvos a varios animales vivos, después de un fascinante viaje espacial. Algunos de los temores de los médicos se ven aliviados cuando se comprueba que los perros parecen estar en buenas condiciones, sugiriendo que los efectos de la ingravidez son sólo transitorios. El viaje del primer cosmonauta, y con él, el de la primera cápsula tripulada, la Vostok-3A (3KA), se encuentra cada vez más cerca. (Foto: Archivo)
-Número de Lanzamiento COSPAR: 1960-Lambda
-Número SSC: 00055
-Hora de Lanzamiento: 08:44:06 UTC
-Zona de Lanzamiento: Baikonur NIIP-5 LC1
-Nombre de la Carga Util: Korabl-Sputnik-2 (Sputnik-5) (1K) (Vostok-1K número 2) (Vostok-B) (11F61)
-Masa al despegue: 4.600 kg.
-Organización Responsable: NII-88 (URSS)
-Lanzador: 8K72 (Vostok) (L1-12)
-Orbita Inicial: 297 por 324 km, inclinación 65 grados, período 90,73 minutos
-Reentrada: 20 de Agosto de 1960.