notesp

jueves, 31 de enero de 2008

Informe ISS

Los dos astronautas americanos de la estación espacial internacional realizaron una salida extravehicular el 30 de enero. Su excursión duró 7 horas y 10 minutos, y sirvió para cambiar un motor situado en la base de uno de los paneles solares, y también para revisar la articulación SARJ, aparentemente dañada. Peggy Whitson y Dan Tani utilizaron trajes estadounidenses y el módulo esclusa Quest, a través de cuya escotilla salieron al exterior, 24 minutos antes de lo previsto. La EVA o actividad extravehicular llevada a cabo es la número 101 dedicada a la construcción y mantenimiento del complejo orbital. A diferencia de otras, dicha EVA fue considerada como de alto riesgo. Las operaciones a realizar debían hacerse con sumo cuidado, ya que un error podría haber desenganchado para siempre el grupo de paneles solares. También existía peligro de electrocución para los astronautas, durante las conexiones, de modo que ciertas tareas se efectuarían dentro de la sombra de la Tierra, cuando los paneles apenas generan electricidad.
Whitson y Tani estudiaron previamente el plan a seguir, con ayuda de los ingenieros de tierra. Así, cuando salieron fuera, tenían absolutamente coreografiados sus movimientos. El nuevo motor que debían instalar, llamado BMRRM, de unos 100 kg de peso, había estado almacenado junto al adaptador PMA-3. Con él se dirigieron hacia el grupo de paneles solares afectados, y allí, llegado el momento oportuno, desconectaron los cinco cables unidos al viejo motor. Después, con mucho cuidado, sacaron el propio motor, asegurándose de que las mordazas que mantienen a los paneles solares en su sitio no se abrían accidentalmente. A continuación, colocaron la nueva unidad, que conectaron al sistema sin dificultades. Este motor se ocupa de hacer girar sobre su eje los paneles solares de estribor, para que puedan seguir el movimiento del Sol en el cielo. Desde tierra, los ingenieros anunciaron que el nuevo BMRRM funcionaba bien. Se hicieron dos pruebas: una rotación de 3 grados y finalmente otra de 360. En total, el reemplazo precisó de 3 horas de trabajo.
Completada esta tarea, los astronautas inspeccionaron la articulación SARJ, en la que se descubrió contaminación metálica hace semanas por algún tipo de rozamiento anómalo en sus componentes mecánicos. Se retiraron varias mantas térmicas y se fotografiaron las zonas afectadas.
Finalmente, los dos astronautas regresaron al interior del módulo Quest, donde presurizaron el habitáculo para despojarse de sus trajes espaciales. El paseo espacial terminó a las 12:06, hora de Florida. Con él, Whitson acumula ya seis salidas extravehiculares (totalizando 39 horas y 46 minutos, lo que la convierte en la más experimentada mujer en estos menesteres), y Tani otras seis (39 horas y 11 minutos). (Foto :NASA TV)