notesp

martes, 5 de agosto de 2008

Informe Phoenix

Los resultados de los análisis obtenidos en los instrumentos TEGA y MECA de la sonda Phoenix, efectuados sobre muestras de suelo marciano, parecen sugerir que Marte, al menos en la zona visitada por el vehículo, no sería demasiado amistoso con la vida. Se han analizado dos muestras en el “laboratorio de química húmeda” del instrumento MECA, y los científicos creen que han detectado la presencia de perclorato en ellas. El perclorato es una sustancia altamente oxidante y nada buena para la vida. El otro instrumento de la Phoenix, el TEGA, también puede detectar esta sustancia química, y los científicos están pendientes de la confirmación antes de llegar a conclusiones concretas. Sobre todo porque una vez analizada en el TEGA una muestra procedente de la región situada por encima de la capa de hielo, no se ha encontrado perclorato. Una medición anterior, en cambio, sí detectó síntomas de su presencia, por lo que los científicos se preguntan si la sustancia se halla en toda la superficie o sólo en algunos puntos aislados. Lo que sí resulta evidente es que la superficie de Marte poseería algunas características químicas parecidas a las de la Tierra y otras que no lo son en absoluto. Los científicos están también intentando resolver la posibilidad de que la detección de perclorato no esté relacionada con algún tipo de contaminación traída desde la Tierra, que haya pasado desde la nave a las muestras o el instrumental. (Foto: NASA/JPL-Caltech/University of Arizona/Texas A&M University)