notesp

miércoles, 29 de octubre de 2008

Opalo Marciano

La sonda MRO de la NASA ha observado un tipo nuevo de minerales que se extiende por amplias regiones de Marte, sugiriendo que la superficie del planeta mantuvo agua líquida mil millones de años más tarde de lo que se pensaba. Por tanto, el agua podría haber tenido una influencia concreta en el aspecto de dicha superficie y acaso en el mantenimiento de hipotéticos seres vivos. El mineral descubierto por el espectrómetro CRISM se llama sílice hidratada, también conocido por ópalo. Se caracteriza por contener agua, de modo que su distribución nos indica dónde pudo existir este elemento en el Marte primitivo. En base a ello, los científicos creen que pudo haber existido agua líquida en la superficie del Planeta Rojo hace al menos 2.000 millones de años. Hasta ahora, se habían descubierto otros dos grupos de minerales hidratados, pero éstos se formaron hace 3.500 y 3.000 millones de años, respectivamente. La sílice hidratada, por su parte, se formó cuando el agua líquida alteró los materiales creados por la actividad volcánica o los impactos de meteoritos en la superficie. El enorme cañón llamado Valles Marineris es una de las zonas en las que se ha encontrado el mineral (en sus bordes y a veces en su interior). Los lugares con estos materiales serían buenos sitios para explorar la posible habitabilidad pasada de Marte. (Foto: NASA/JPL-Caltech/Univ. of Arizona)