notesp

miércoles, 27 de mayo de 2009

El GOCE, Casi Listo Para Trabajar

La misión GOCE ha alcanzado una esperada primicia. Su sistema de propulsión eléctrica ha demostrado con éxito que puede mantener al vehículo libre de las fuerzas que el rozamiento a través de las capas más altas de la atmósfera produce. Es decir, el satélite, diseñado para medir el campo gravitatorio terrestre, podrá obtener el mapa más preciso de él, gracias a la baja altitud de trabajo y a la ausencia de perturbaciones sobre sus sensores. El GOCE fue lanzado el 17 de marzo y hasta ahora los controladores han estado ajustando su órbita y calibrando sus instrumentos. A tan sólo 250 km de altitud, algunos restos de atmósfera perturban el avance del satélite. Su diseño aerodinámico no es suficiente para evitarlo, de modo que el sistema de propulsión se ocupa de compensar las fuerzas a las que es sometido para mantenerse lo más estable posible y en “caída libre”. El satélite mide constantemente las fuerzas de rozamiento y las compensa con su motor iónico, que ofrece un empuje de 1 a 20 milinewtons. Las pruebas realizadas hasta la fecha demuestran que el GOCE podrá realizar sin dificultades su trabajo mediante este método. (Foto: ESA - AOES Medialab)