notesp

viernes, 28 de agosto de 2009

Informe STS-128

La revisión de la válvula del hidrógeno que provocó el último retraso no puso de manifiesto anomalía alguna en su funcionamiento. Los ingenieros la abrieron y cerraron en cinco ocasiones sin encontrar problemas ni en su sistema de movimiento ni en el indicador de posición. Todo parecía indicar pues que el fallo se encontraba en el sensor y que no sería necesario acceder a la válvula directamente, lo que hubiera provocado un gran retraso en el lanzamiento del Discovery. Sin embargo, la dirección de la NASA decidió posponer el vuelo 24 horas más para tener más tiempo y analizar de forma completa los datos obtenidos. El lanzamiento quedó programado para las 23:59 de la noche, hora de Florida, del 28 de agosto, a la espera de la luz verde definitiva. Durante el tiempo adicional, la NASA intentaría encontrar modos alternativos de certificar la posición cerrada de la válvula tras el llenado de los tanques, aunque el sensor no funcionase. (Foto: NASA/Ken Thornsley)