notesp

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Informe ISS/STS-129

Después del primer período de sueño, la tripulación del transbordador Atlantis dedicó la mayor parte de su tiempo a revisar el escudo térmico del vehículo y a preparar las herramientas y equipos que necesitarían para el acoplamiento con la estación espacial internacional. Serían Charles Hobaugh, Barry Wilmore y Leland Melvin quienes se ocuparían de manipular en primer lugar el brazo robótico Canadarm-1, uniéndolo a la pértiga OBSS y llevando el extremo de ésta hacia las zonas de interés. Los tres astronautas inspeccionaron lentamente el borde del ala derecha, en busca de posibles daños por impactos que podrían poner en peligro su integridad física durante el retorno atmosférico. Para la revisión del morro de la nave, el ala izquierda y otras partes, Bresnik sustituyó a Hobaugh. Previamente, Bresnik, Foreman y Satcher habían estado dedicados a la revisión de los trajes espaciales que se emplearían para las salidas extravehiculares previstas. Una vez completada la inspección, la pértiga OBSS volvió a ser situada en su lugar de almacenaje. Las imágenes obtenidas con sus cámaras serán estudiadas en la Tierra por los especialistas. Antes de finalizar el día, Melvin y Bresnik movilizaron el brazo robótico para unirlo a la primera plataforma que deberá ser trasladada a la estación espacial, la llamada Express Logistics Carrier 1. Esta sería una de las primeras tareas a realizar tras el acoplamiento. Para preparar este último, además, los astronautas extendieron el anillo de unión (ODSR), instalaron una cámara guía y revisaron el buen estado de los instrumentos que emplearían para el acercamiento. En la estación espacial, sus ocupantes prepararon asimismo la llegada del Atlantis, poniendo a punto el material fotográfico que usarían para documentar el estado del escudo térmico de la nave. Como es habitual, el Atlantis daría toda una vuelta sobre sí mismo para permitir fotografiar toda su superficie en alta resolución. (Foto: NASA TV)

Shuttle