notesp

martes, 1 de diciembre de 2009

Regresan Tres Astronautas de la Estación Orbital

Dejando a sólo dos compañeros a bordo de la estación espacial internacional, Frank De Winne, Roman Romanenko y Robert Thirsk entraron en su cápsula Soyuz TMA-15 el 1 de diciembre, y abandonaron el complejo orbital en el que habían vivido durante varios meses, en dirección a la Tierra. La nave dejó su puerto atraque en el módulo Zarya a las 03:56 UTC. A las 06:26 UTC, activaba sus motores e iniciaba el descenso hacia las estepas de Kazajstán. El aterrizaje se efectuó sin contratiempos a las 07:15 UTC, en medio de un paraje helado. Finalizaba así la misión de larga duración de los tres cosmonautas, que despegaron hacia la ISS en mayo de este año. En esta ocasión, los helicópteros de rescate tuvieron que regresar a la base sin actuar debido al intenso frío. En su lugar, el personal de asistencia se desplazó a la zona de aterrizaje en vehículos todo-terreno. Sin mediar una mejora del tiempo, estaba previsto el regreso a Arkalyk por vía terrestre (casi 100 km), y de allí a Moscú, al centro de entrenamiento Gagarin, donde esperarían los familiares de los astronautas el martes. Una vez extraídos del interior de su cápsula, Romanenko, De Winne y Thirsk fueron examinados por los médicos, que decretaron su buena salud, después de 188 días en el espacio, 186 de ellos a bordo de la estación. Durante las próximas semanas trabajarán con los expertos para aclimatarse de nuevo a la gravedad terrestre. Mientras, Jeff Williams, ahora comandante, y Maxim Suraev, permanecen a bordo del complejo orbital, esperando la llegada de su próximos tres compañeros. Pasarán tres semanas en solitario, hasta que el 23 de diciembre lleguen Oleg Kotov, T.J. Creamer y Soichi Noguchi a bordo de la Soyuz TMA-17, que será lanzada el 20 de diciembre. Los dos astronautas fueron advertidos al final del día de la proximidad de un resto orbital, descubierto demasiado tarde como para maniobrar la estación, de modo que se fueron a dormir quedando a la espera de ser despertados en caso necesario (se introducirían entonces en el interior de su nave Soyuz, como medida de seguridad). Si todo iba bien, el martes tendrían el día libre. (Foto: NASA TV)