notesp

jueves, 14 de enero de 2010

El Segundo ATV, Casi Listo

El "Johannes Kepler", el segundo vehículo ATV de la ESA que se unirá a la estación espacial internacional cargado de suministros, está siendo sometido a los últimos ensayos de funcionalidad y aptitud. La nave ya está completa y deberá ser entregada pronto para su lanzamiento en noviembre de 2010. Las pruebas, en el centro alemán de Astrium, verificarán el funcionamiento de los componentes físicos y del software, así como las conexiones entre el módulo de servicio y el módulo de carga. Su antecesor, el Jules Verne, completó su misión con gran éxito, y se espera que el Johannes Kepler cumpla igual de bien la suya. Será enviado a la zona de lanzamiento de Kourou en el segundo trimestre de 2010, donde tendrá lugar el ensamblaje definitivo del módulo de carga ICC, los paneles solares y el módulo de distanciamiento SDM (que incluye la interfase entre el ATV y el Ariane). Unas últimas pruebas lo dejarán listo para ser colocado sobre su cohete Ariane-5. El vehículo es el segundo de cinco que la ESA lanzará hacia la ISS, como parte de su contribución en el mantenimiento y explotación del complejo orbital hasta el 2015. El ATV llevará agua, combustible, alimentos y equipo científico a la ISS, y ayudará durante su presencia a mantener la altitud de la órbita de la estación con sus motores. Al término de su estancia, se desacoplará cargado de desechos, que se incinerarán durante la reentrada en la atmósfera terrestre. Recordemos que, en el marco de un estudio de la ESA, Astrium está investigando la viabilidad de un sistema de transporte retornable (ARV, Advanced Re-Entry Vehicle, "Vehículo Avanzado de Reentrada") basado en la tecnología del ATV. El estudio incluye, tanto los requisitos de un sistema de este tipo para el transporte de carga a la ISS y de vuelta a la Tierra, como los diversos pasos para hacer realidad esta clase de programa. El volumen total de los estudios para el ARV de la ESA asciende a los 21 millones de euros. Esta fase de desarrollo es, sin embargo, lógica y necesaria, porque a partir del momento en que en 2010 los Estados Unidos cancelen sus vuelos con la lanzadera espacial, sólo será posible traer material de la Estación a la Tierra de forma muy limitada. A partir de entonces sólo se dispondrá de la cápsula rusa Soyuz para devolver material y tripulación de la ISS a la Tierra. (Foto: ESA/D. Ducros)