notesp

lunes, 11 de enero de 2010

El Vuelo del Endeavour Podría Retrasarse

Aunque los preparativos para el lanzamiento del transbordador Endeavour se desarrollan normalmente, no está ocurriendo así con la carga útil que deberá llevar a la estación espacial internacional. El problema se halla en unos conductos, que unirán el módulo Tranquility al sistema de refrigeración del complejo orbital. Originalmente, este módulo, el nodo-3, debía ser instalado en una posición inferior, mirando hacia la Tierra, pero los ingenieros cambiaron el punto de anclaje a un punto alternativo, lateral, y ello obligó a encargar unas extensiones que permitieran conectarlo al citado sistema de refrigeración. Una vez en su lugar, y durante una salida extravehicular, los astronautas deberían instalar los cuatro conductos adicionales. Pero, durante unas pruebas en tierra, que buscaban ensayar a una presión superior a la normal el conjunto de tuberías, éste falló. Los ingenieros están examinando los datos y ahora la NASA debe decidir qué hacer al respecto. Los conductos deberán ser reemplazados, y probablemente rediseñados, pero la agencia tendrá que concluir si lanzar el Tranquility ahora (dejando pendiente en órbita la instalación de los tubos) o esperar a que los entregue el fabricante y se vuelvan a probar. Esto último podría implicar que el Endeavour fuera retirado de la zona de lanzamiento, para dejar paso a la próxima misión. Hasta que se tome la decisión, el personal de tierra seguirá adelante con los preparativos. Mientras tanto, en el espacio, los astronautas de la estación preparan a su vez la salida extravehicular que se llevará a cabo el 14 de enero. Por ejemplo, los tripulantes comprobaron la ausencia de fugas de aire entre la ISS y las naves Soyuz y Progress unidas a ella. La salida, que será protagonizada por Maxim Suraev y Oleg Kotov, supondrá adecuar el nuevo módulo MRM-2 (Poisk) para que el día 21 pueda trasladarse la nave Soyuz TMA-16, ahora junto al módulo Zvezda, hasta él. (Foto: NASA)