notesp

martes, 5 de enero de 2010

Una Roca Lunar Quedará Expuesta en la Estación Espacial

Una de las rocas lunares que trajeron los astronautas del Apolo-11 volverá a viajar al espacio. El pasado 20 de mayo, el antiguo astronauta Scott Parazynski la llevó consigo hasta la cima del monte Everest. Allí mismo, recogió otra roca, y ahora ambas serán llevadas a la estación espacial internacional por la tripulación de la misión STS-130, el mes de febrero. Dicha misión transportará el nuevo módulo Tranquility, y las dos rocas quedarán expuestas en su interior.