notesp

lunes, 19 de abril de 2010

El Discovery Abandona la Estación Espacial

Wilson, Metcalf-Lindenburger y Dutton Jr. colaborarían en la inspección sistemática del escudo térmico del transbordador Discovery. Los tres astronautas se fueron turnando en la manipulación del brazo robótico del vehículo para enfocar los sensores de la pértiga OBSS a lo largo de las zonas sensibles (morro y bordes de las alas), ayudados por Poindexter y Yamazaki. La inspección debía durar unas 7 horas pero se completó en casi 3 horas. De inmediato, las imágenes fueron enviadas a la Tierra a través del sistema de comunicaciones de la estación espacial internacional. El 17 de abril, las dos tripulaciones completaban oficialmente su misión conjunta. Atrás quedaba el traslado de 7,6 toneladas de suministros y equipos desde el Discovery a la ISS, incluyendo un nuevo habitáculo para dormir, un nuevo tanque de amoníaco, un nuevo giroscopio y cuatro racks de experimentos científicos. Los astronautas se despidieron y la tripulación del Discovery se dirigió hacia su vehículo. Las escotillas se cerraron a las 10:30 UTC, lo que llevó el tiempo total de actividades conjuntas hasta los 10 días, 1 hora y 19 minutos. Los especialistas en tierra habían determinado que el escudo térmico de la nave estaba en buenas condiciones, así que dieron la luz verde para el desacople del Discovery. El vehículo empezó a separarse a las 12:52 UTC, tras 10 días, 5 horas y 8 minutos de conexión con la ISS. Poco después, a prudente distancia, James P. Dutton Jr., el piloto, utilizó los mandos de su nave para realizar el tradicional giro alrededor del complejo orbital, desde unos 140 metros de distancia. Los astronautas aprovecharon la oportunidad para grabar en video el sobrevuelo y tomar fotografías de la gran estructura espacial. Después, tras la separación definitiva, se dedicarían a preparar el aterrizaje, previsto para el lunes. El 18 de abril, Poindexter, Dutton y Metcalf-Lindenburger comprobaron los sistemas de control en vuelo y los motores auxiliares. También hubo entrevistas con medios de prensa americanos. Mientras, la NASA valoraba la situación meteorológica, que no parecía prometedora para la hora de aterrizaje programada. Si fuera imposible el descenso, había otras oportunidades previstas para el martes en Florida e incluso en California. Los astronautas despertaron el 19 de abril pendientes de las noticias sobre la decisión de aterrizar o no ese día. (Foto: NASA TV)