notesp

jueves, 22 de abril de 2010

El Spitzer Examina la Atmósfera de un Planeta Extrasolar

El telescopio Spitzer ha realizado observaciones de un planeta extrasolar que tiene una particularidad: carece de metano, un ingrediente muy habitual en la mayoría de los planetas del sistema solar. El astro se llama GJ 436b y el Spitzer ha analizado su atmósfera en busca de pistas sobre su composición. Tiene un tamaño semejante a Neptuno, siendo por tanto el más pequeño hasta la fecha del que se haya podido realizar un análisis químico. Técnicas semejantes se aplicarán en el futuro a los primeros planetas terrestres que se encuentren, para averiguar si sus atmósferas tienen señales relacionadas con la presencia de vida (agua, oxígeno, CO2...). Lo sorprendente de GJ 436b es que los científicos creían que debía tener metano. Se supone que cualquier planeta con una temperatura de hasta 1.000 grados Kelvin, con una mezcla atmosférica de hidrógeno, carbono y oxígeno, debería tener metano en gran cantidad y algo de monóxido de carbono. GJ 436b, que se halla a 33 años-luz de distancia, tiene una temperatura de 800 grados Kelvin, pero parece carecer de metano. Se encuentra muy cerca de su estrella, alrededor de la cual gira una vez cada 2,64 días. (Foto: NASA/JPL-Caltech)