notesp

lunes, 21 de junio de 2010

El TanDEM-X Se Une al TerraSAR-X Para Crear un Interferómetro Espacial

El segundo lanzamiento de un cohete Dnepr en pocos días colocó en órbita el 21 de junio a un satélite alemán llamado TanDEM-X. El despegue ocurrió a las 02:14 UTC, desde Baikonur, y se desarrolló de forma normal. Como su nombre sugiere, el TanDEM-X evolucionará en el espacio cooperando con otro vehículo. Lanzado en 2007, el TerraSAR-X es virtualmente idéntico a él y está equipado con un radar. La disponibilidad de ambos vehículos permitirá obtener observaciones de la Tierra en 3D. El TanDEM-X, construido por la compañía Astrium, ha sido colocado en una órbita polar de 514 km de altitud. Su objetivo primario será la captación en tres dimensiones de la totalidad de las masas terrestres, es decir, el registro de un modelo digital de alturas con una precisión jamás alcanzada hasta la fecha. Para ello, los dos satélites hermanos conformarán el primer interferómetro radar de apertura sintética (SAR) en el espacio al volar en formación mientras mantienen una distancia entre sí de sólo unos cientos de metros. TanDEM-X ha sido diseñado para durar al menos cinco años, y su período de uso coincidente con TerraSAR-X se ha previsto que sea de al menos tres años. En ese lapso de tiempo, volando en formación, el dúo hará una medición de la totalidad de la superficie terrestre del planeta (150 millones de kilómetros cuadrados). El uso del radar desempeña un papel decisivo al respecto, pues puede operar con independencia de condiciones meteorológicas y de luz. Gracias a este modelo digital del terreno de la Tierra, en un plazo no muy lejano, Alemania dispondrá de un producto de datos atractivo y único en su género, que se podrá utilizar no sólo en iniciativas y programas como el ZKI (Centro de Información obtenida vía satélite para uso durante crisis, del DLR), GMES (Monitorización Global del Medio Ambiente y la Seguridad), y GEOSS (Sistema Mundial de Sistemas de Observación de la Tierra), sino también en acuerdos sobre temas de seguridad. Las aplicaciones, en efecto, se mueven en el campo de las ciencias de la Tierra, como la hidrología, geología y oceanografía, y el sistema será útil para una mayor eficiencia en la extracción de recursos minerales, una planificación optimizada de las misiones de ayuda en caso de crisis y de las de seguridad, una navegación fiable, etc. A partir de 2013, cuando exista el modelo de alturas de TanDEM-X, podrán utilizarlo en su trabajo cotidiano los expertos en teledetección y geoinformación del sector privado, de las autoridades y de las instituciones de defensa y seguridad. Del procesado de datos se encargará el DLR en Oberpfaffenhofen, y de su tratamiento, Infoterra. El TanDEM-X tiene una resolución de hasta 1 metro; su radar trabaja en la banda X. El satélite pesó 1.250 kg al despegue. (Foto: DLR)

TanDEM-X