notesp

lunes, 13 de septiembre de 2010

Lanzado el Satélite Michibiki

Japón ha lanzado su primer satélite pensado para mejorar la calidad de los servicios de posicionamiento global y navegación de las redes de satélites GPS y GLONASS, en su región de influencia. Una constelación de satélites llamados QZSS (Quasi-Zenith Satellite System), situados en órbitas muy particulares, transmitirán señales de navegación que aumentarán la precisión necesaria para determinados servicios, tanto en superficie como en zonas montañosas y edificios altos, donde las transmisiones de los GPS quedan a menudo bloqueadas por la relativa baja altitud de los satélites. Hasta tres serán colocados en órbitas complementarias, asegurando una cobertura adecuada de la región. El primero, construido por Mitsubishi Electric y con un peso de 4.100 kg, fue lanzado el 11 de septiembre desde la base de Tanegashima. Un cohete H-IIA 202 (F18) despegó a las 11:17 UTC llevando a bordo al QZSS-1, rebautizado una vez en el espacio como Michibiki. Después de pasar por una órbita baja provisional, fue impulsado hasta una órbita de transferencia geosincrónica, que posteriormente el propio satélite se ocupará de convertir en mucho más circular (aunque aún un tanto elíptica). A diferencia de los satélites de comunicaciones geoestacionarios, cuya inclinación es paralela al ecuador, los QZSS tendrán una órbita muy inclinada (45 grados) para garantizar una buena cobertura del Japón y de otras partes de Asia y Oceanía. Las señales de navegación se transmitirán mediante un sistema en banda L, si bien el vehículo transporta también una carga en banda C para comunicaciones. La misión intentará demostrar el concepto. Si funciona bien, entonces la JAXA decidirá el lanzamiento de los otros dos satélites, que garantizarán una cobertura próxima al 99,8 por ciento del tiempo, frente al 90 por ciento actual. (Foto: JAXA)

Michibiki