notesp

lunes, 15 de mayo de 2006

Habrá Soyuz-2-3

Confirmando el compromiso gubernamental e industrial de desarrollar un vehículo que sustituya a las actuales cosmonaves Soyuz, las empresas Energia y Progress han firmado un acuerdo para el desarrollo de un cohete capaz de colocar en órbita al Kliper. Dicho cohete será una mejora sustancial del actual lanzador Soyuz, llamada Soyuz-2-3, cuya potencia inicial de satelización en órbita baja alcanzará las 11 toneladas, aumentándose a 13 posteriormente para el Kliper, y hasta 16 toneladas si se hace necesario. El vector debe estar listo para el 2012, fecha de la primera misión prevista para el Kliper. (Foto: ESA)

4 comentarios:

albertpla dijo...

Manel,

Una pregunta,

El concurso de Roscosmos, en el cual participan también las empresas Molniya y Centro Khrunichev, todavía no ha sido fallado, ¿no? llevaban retraso, eso si lo sé

gracias

Albert

Manuel Montes dijo...

No se sabe nada todavía, pero quien ganará se puede suponer, pues los otros proyectos, aparte del Kliper, no tienen demasiadas posibilidades de recibir el apoyo gubernamental. Más que nada la convocatoria es para cumplir con la nueva reglamentación.

albertpla dijo...

Para cerrar el expediente, vamos. Además imagino que el Maks sería costosísimo, por lo que no pasará de una idea. Lástima no se decidan por este último, ya que corresponde a un paso más allá del Shuttle y quizás si Rusia no sigue en le tema lunar ( que parece que no va) pierde una oportunidad de estar muy arriba. Bueno, por lo menos está kliper... (siempre y cuando que no hagan como Buran)

Pedro dijo...

Al final parece que no habrá Kliper. Rusia cometió el "error" de diseñar la nave a espaldas de lo que debían ser sus socios futuros (y ya sabemos lo estricta que es la ESA con el tema del retorno industrial). Además, elegir una nave alada tampoco parece haber sido la mejor opción. El propio presidente de Energía reconoció estar "preocupado" por el excesivo peso de la nave. De ahí que se sacaran de la manga el Parom... En definitiva, parece que el Kliper ha padecido los mismos errores que todos los transbordadores alados: sobrepeso.