notesp

lunes, 12 de noviembre de 2007

El Ultimo DSP, en Orbita

Tres años después del lanzamiento del primer cohete gigante Delta-4H, cuyos resultados no fueron del todo perfectos, un segundo ejemplar ha vuelto a volar, esta vez con total éxito. A bordo viajaba el último miembro de una estirpe de satélites militares, los DSP (Defense Support Program), que han funcionado durante décadas enviando avisos de alerta temprana ante lanzamientos de misiles. El segundo Delta-4050H despegó desde la rampa SLC37B de Cabo Cañaveral, a las 01:50 UTC del 11 de noviembre. Su carga útil, el DSP-23, lleva a bordo un sensor infrarrojo para detectar la fase de funcionamiento de los motores de cohetes y misiles, y se empleará desde una posición geoestacionaria. La etapa superior del Delta-4H funcionó dos veces para situarlo en una órbita de transferencia, y una tercera para circularizarla a unos 36.300 km de altitud. El DSP-23, de 2.380 kg de peso y construido por Northrop Grumman, fue entonces liberado. (Foto: ULA)