notesp

jueves, 17 de julio de 2008

Hubo Mucha Agua en Marte

Gracias a la información obtenida a través de las observaciones de la sonda MRO (Mars Reconnaissance Orbiter), los científicos han llegado a la conclusión de que Marte tuvo una vez grandes lagos, ríos fluyendo y otro tipo de entornos húmedos que habrían tenido el potencial de soportar la vida. Los análisis indican que las amplias regiones en las tierras altas del Planeta Rojo, que cubren la mitad de su superficie, contienen minerales arcillosos, que sólo pueden formarse en presencia de agua. La lava de erupciones volcánicas posteriores cubrieron estas regiones, pero los impactos que formaron cráteres más tarde han expuesto tales minerales en miles de puntos de la superficie. Esta información se ha obtenido con el instrumento CRISM (Compact Reconnaissance Imaging Spectrometer for Mars), y otros instrumentos de la MRO. Los minerales arcillosos encontrados, llamados filosilicatos, preservan un registro de la interacción del agua con rocas de un período que va de hace 4.600 millones de años a 3.800 millones. Se trata pues de la época más primitiva del sistema solar, cuando la Tierra, la Luna y Marte sufrían el mayor bombardeo cósmico. En nuestro planeta, la tectónica de placas ha destruido este tipo de rocas tan antiguas. Están visibles en la Luna, pero allí no fueron expuestas al agua.
En un estudio paralelo, se sugiere que las condiciones húmedas en Marte se prolongaron durante un largo tiempo. Millones de años después de que fueran creadas las arcillas, un sistema de canales fluviales erosionaron el terreno y las arrastró, sacándolas de las tierras altas para concentrarlas en un delta donde el río desembocaba en un gran lago (unos 25 km de diámetro) formado en el interior de un cráter. Como las arcillas son muy buenas atrapando materia orgánica, si hubo vida en esta zona, su química podría haberse preservado en la región, claramente candidata a un estudio más profundo. (Foto: NASA/JPL/JHUAPL/MSSS/Brown University)