notesp

martes, 18 de noviembre de 2008

Avances en el Programa Ares

La NASA ha aprobado, tras la revisión crítica de diseño, la configuración del motor J-2X que empleará en las etapas superiores de los cohetes Ares-I y V. Ello permitirá iniciar su construcción y ensayos a gran escala a partir de 2010. El motor, cuyo antecesor, el J-2, se empleó en los cohetes lunares Saturn, utilizará turbobombas avanzadas, inyectores de combustible mejorados y una tobera más larga, lo que lo convertirá en uno de los más eficientes y seguros del mundo, una condición para su uso en el programa Constellation. Además de quemar el combustible de forma más eficiente, proporcionará un mayor empuje que su predecesor, desarrollado en los años 60 del siglo pasado.
Al mismo tiempo, ha llegado a Florida (10 de noviembre) otro componente más del cohete Ares I-X que se usará el año que viene para probar el funcionamiento del vehículo. Se trata de una parte de la primera etapa, el llamado faldón delantero, donde se encuentran los paracaídas que permitirán recuperar el enorme motor, y un espacio vacío para permitir que este último flote cuando alcance el océano. El simulador de la etapa superior ya se halla en Florida desde el 4 de noviembre, de modo que, poco a poco, van llegando las piezas necesarias para este esperado experimento de propulsión. El próximo componente en llegar será un quinto segmento simulado del motor sólido, y finalmente, en enero de 2009, los cuatro segmentos reales que impulsarán al vehículo. El lanzamiento está previsto actualmente para julio, pero podría retrasarse hasta octubre. (Foto: NASA)