notesp

viernes, 21 de noviembre de 2008

Informe ISS/STS-126

La segunda salida extravehicular de la misión, protagonizada por Heide Stefanyshyn-Piper y Shane Kimbrough, se completó también con éxito total. Los dos astronautas activaron la batería de sus trajes, dentro del módulo esclusa Quest, a las 17:58 UTC del 20 de noviembre, abriendo poco después la escotilla exterior.
Su primera tarea fue recolocar los dos pequeños vehículos CETA (Crew and Equipment Translation Aid), extrayéndolos de sus raíles y llevándolos al extremo opuesto. Los CETA se usan para trasladar equipos y a los propios astronautas a lo largo de la gran viga central de la estación. En febrero deberán instalarse los últimos paneles solares (a babor), y para ello será necesario tener vía libre para que el Mobile Transporter (otro vehículo mayor) pueda desplazarse hasta el extremo con ellos.
La siguiente operación consistió en lubricar el Latching End Effector (LEE), la “mano” del brazo robótico Canadarm-2, y también lubricar la articulación SARJ de estribor y limpiarla de restos metálicos. El roce inadecuado de sus mecanismos provocó meses atrás un daño profundo que terminó con la movilidad de este grupo de paneles solares. Finalmente, se reemplazaron otros cuatro de los 12 TBA (trundle bearing assemblies) disponibles, mecanismos equipados con rodamientos que permiten la rotación de la articulación SARJ.
Ya durante el final de la salida extravehicular, el control de Tierra ordenó el retorno de Kimbrough al interior del módulo Quest, con unos minutos de antelación, debido a la detección de niveles de CO2 algo más elevados de lo normal. Cuando Piper le siguió, la EVA finalizó definitivamente, 6 horas y 45 minutos después de haber comenzado.
El día, que sirvió asimismo para celebrar el 10º aniversario de la puesta en marcha de la construcción de la estación espacial internacional, con el lanzamiento del módulo Zarya, se completó con más transferencias de suministros y la instalación de equipos. (Foto: NASA)