notesp

miércoles, 25 de febrero de 2009

El OCO Cayó Frente a la Antártida

Tanto la NASA como el fabricante del lanzador, Orbital Sciences Corp., van a organizar sendos equipos de investigación para averiguar por qué razón no se separó el carenado protector del satélite OCO durante el lanzamiento. Según la telemetría, el sistema envió las órdenes oportunas a las cajas electrónicas, pero los dispositivos pirotécnicos que cortan la unión vertical de las dos mitades de la cofia, y los que la separan de la base, no actuaron. Con el peso suplementario de este elemento, el cohete no alcanzó la velocidad orbital, y en cuanto terminó su función, volvió a reentrar en la atmósfera, quemándose en ella. Los restos podrían haber caído en el océano, cerca de la Antártida. La NASA examinará la disponibilidad de duplicados en tierra de los instrumentos y de las demás piezas de la astronave, y decidirá si es conveniente construir otro vehículo. (Foto: Orbital Sciences Corporation)