notesp

jueves, 26 de febrero de 2009

Informe STS-119

La NASA ha establecido el 12 de marzo como la nueva fecha de lanzamiento del transbordador espacial Discovery. Sin embargo, dicha fecha podría variar durante el proceso de revisión de las válvulas de control de flujo del hidrógeno gaseoso que se halla ahora mismo en marcha. La dirección del programa ha decidido retirar las tres válvulas del Discovery, dos de las cuales sufrirán un detallado proceso de inspección. Se tomarán 4.000 imágenes de cada una, en busca de la existencia de posibles grietas. En su lugar se instalarán otras tres válvulas que han volado un menor número de ocasiones, y que por tanto tienen una probabilidad inferior de haber sido dañadas. Mientras tanto, los ingenieros siguen estudiando las posibles consecuencias de la rotura de un fragmento de una de estas válvulas, en caso de que golpeara los conductos de presurización que se hallan entre el vehículo y el tanque externo. Se está hablando de reforzar estos conductos, añadiendo protección que evite que sean dañados en caso de que lo anterior ocurra. El actual retraso en el lanzamiento del Discovery tiene su origen en la detección de daños en una de las válvulas del transbordador Endeavour, tras su viaje de noviembre de 2008. La dirección del programa decidió que necesitaba entender mejor lo ocurrido antes de dar luz verde a la partida del Discovery. Los nuevos datos que se obtengan se examinarán el próximo 4 de marzo. Si el Discovery finalmente vuela el 12 de marzo, no deberían verse afectadas las fechas de lanzamiento de las siguientes misiones, la STS-125 en dirección al telescopio espacial Hubble, y la STS-126 hacia la estación espacial internacional. (Foto: NASA)