notesp

viernes, 27 de febrero de 2009

Hace 50 Años (35): Discoverer-1

Una vez examinadas las causas del fallo del intento anterior, el personal técnico situó en la zona de lanzamiento un nuevo cohete Thor para la misión inaugural del programa Corona. Después de numerosos problemas de variada índole, la cuenta atrás fue suspendida el 25 de febrero, cuando quedaban apenas unos segundos. Un nuevo intento, esta vez el día 28 de febrero de 1959, tendrá más éxito. El cohete, el primer Thor-Agena-A, parte desde la base aérea de Vandenberg, iniciando de este modo la rápida secuencia de ensayos de todos los componentes del sistema Corona, si bien la misión utiliza el nombre tapadera Discoverer-1 para evitar que la prensa lo relacione con el programa espía. Esta misión sólo deberá probar el cohete lanzador, por lo que su carga útil no contiene la cápsula recuperable, sólo algunos instrumentos de ingeniería. Sin embargo, a los seis minutos del despegue, se pierde la telemetría. Parece que ésta es recuperada de forma esporádica durante los siguientes minutos, pero el contacto se interrumpe definitivamente sin que nadie sepa adónde ha ido a parar el vector. Completados los análisis preliminares, la USAF opta por anunciar que el vehículo ha alcanzado la órbita polar prevista y proporciona los parámetros correspondientes. También manifiesta que sus antenas han detectado señales intermitentes unas 32 horas después del lanzamiento, lo que confirmaría que alcanzó el espacio. La naturaleza de las señales indica que el satélite podría estar dando giros incontrolados, pero los radares no consiguen detectar ningún objeto en la trayectoria sugerida. Oficialmente, la misión Discoverer-1 ha alcanzado la órbita, de modo que recibe la designación habitual (1959-Beta). Según esto, la reentrada se producirá el día 5 de marzo, aunque otras fuentes estiman que ello pudo haber ocurrido el día 3. No obstante, el personal técnico pronto será de la opinión que el vehículo nunca alcanzó la velocidad suficiente y fue a impactar sobre la Antártida incluso antes de completar la primera revolución. Otros opinan simplemente que la órbita, aunque imperfecta, se alcanzó, y que sólo el fallo del sistema de telemetría provocó la pérdida de contacto. A pesar de la importante decepción experimentada, el cohete ha funcionado bastante bien (ha transportado una carga útil que duplica en peso a la de los anteriores cohetes americanos), de forma que la próxima misión, también de prueba, intentará ensayar la recuperación de una cápsula (sin cámaras) procedente del espacio. Mientras, los soviéticos y sus aliados, como Alemania del Este, son muy conscientes de la naturaleza militar del Discoverer-1, básicamente porque su órbita es apta para sobrevolar la URSS y espiar su superficie mediante cámaras. Así lo denuncian desde sus medios de comunicación, acusando a los estadounidenses de llevar la guerra fría al espacio. (Foto: USAF)
-Número de Lanzamiento COSPAR: 1959-Beta
-Número SSC: 00013
-Hora de Lanzamiento: 21:49 UTC
-Zona de Lanzamiento: Vandenberg 75-3-4 (SLC-1W)
-Nombre de la Carga Util: Discoverer-1 (Corona R&D) (OPS 1003) (Flying Yankee)
-Masa al despegue: 618 kg.
-Organización Responsable: ARPA/CIA (EEUU)
-Lanzador: Thor-Agena-A (Thor-163, 58-2274 / Agena 1022) (DM-1812-3)
-Orbita Inicial: 163 por 968 km, inclinación 89,2 grados, período 95,9 minutos (posible).
-Reentrada: 5 de Marzo de 1959 (?)