notesp

lunes, 16 de febrero de 2009

Informe MER

Gracias al viento marciano, el robot Spirit ha visto aumentar la producción eléctrica de sus paneles solares de forma notable. Parte del polvo que los cubría y que dificultaba esta operación, ha sido barrido, lo que ha permitido incrementar en unos 30 vatios-hora dicha generación. El vehículo produce ahora 240 vatios-hora. Dado que necesita 180 para su supervivencia básica (incluyendo las comunicaciones), ha duplicado en esencia la energía disponible para el resto de tareas (uso de instrumentos y conducción). Así pues, los controladores podrán mover más a menudo el robot o durante más tiempo. Hasta ahora, el tiempo de conducción promediaba 50 minutos, pudiendo aumentar hasta 1 hora y media. El episodio que limpió sus paneles solares ocurrió alrededor del 6 de febrero. Antes de ese momento, sólo el 25 por ciento de la luz solar era capaz de atravesar el polvo superficial y ser usada para producir electricidad. Ahora la cifra se ha situado en el 28 por ciento. La última vez que ocurrió algo parecido fue en junio de 2007. (Foto: NASA/JPL-Caltech)