notesp

martes, 10 de marzo de 2009

Candidatos al Programa Earth Explorer

La ESA ha anunciado tres posibles conceptos de misión 'Earth Explorer' que podrían pasar a la siguiente fase de desarrollo. La selección forma parte del proceso que conducirá al lanzamiento del séptimo satélite Earth Explorer de la Agencia en torno a 2016. La Comisión del Programa de Observación Terrestre (Programme Board for Earth Observation) decidió llevar a cabo los estudios de viabilidad de tres misiones Earth Explorer basándose en las recomendaciones formuladas por el Comité Asesor de Observación de la Tierra (ESAC, siglas en inglés) de la ESA. Con esa decisión, las misiones BIOMASS, CoReH2O y PREMIER pasan a la siguiente fase de consolidación. Con la misión BIOMASS se buscará determinar, por primera vez y de manera uniforme, la distribución y los cambios temporales de la biomasa forestal a escala mundial. Los datos de la misión BIOMASS reducirán la incertidumbre actual en los cálculos sobre las existencias y flujos de carbono relacionados con la biosfera terrestre. BIOMASS permitirá aumentar nuestros conocimientos sobre el ciclo del carbono y su función en el control del clima. BIOMASS es un solo satélite que lleva a bordo un Radar de Apertura Sintética de banda P, y que suministra de forma continua observaciones de radar interferométricas y polarimétricas globales de las zonas boscosas. CoReH2O (Observatorio de alta resolución de la hidrología de regiones frías) es el primer satélite que se dedica específicamente a la medición del agua dulce acumulada en forma de nieve en la superficie terrestre, en los glaciares y en las capas de hielo. La cantidad de agua retenida en forma de nieve es un componente importante del ciclo hidrológico, del que todavía se sabe poco. Dado que el cambio climático afecta a la cantidad de hielo y nieve presente, también ejerce una influencia decisiva en los recursos hídricos. El objetivo de CoReH2O es suministrar observaciones repetidas de alta resolución de las propiedades del hielo y la nieve que configuran y facilitan los procesos de intercambio entre la superficie y la atmósfera, el estudio del clima y las aplicaciones hidrológicas, desde una escala regional a una escala global. La misión cuenta con un solo satélite que lleva a bordo un Radar de Apertura Sintética de doble frecuencia (bandas X y Ku) y doble polarización, para la observación del hielo y de la nieve a una elevada resolución espacial. El objetivo de la misión PREMIER (Exploración de procesos basada en la medición de la radiación infrarroja y de ondas milimétricas) será cuantificar los procesos que determinan la composición atmosférica global en la troposfera media y superior y en la estratosfera inferior, que se encuentran de 5 a 25 km de altura sobre la superficie terrestre. La composición y la dinámica de la atmósfera en los límites entre la troposfera superior y la estratosfera inferior tienen un gran impacto en las interacciones químicas y en el equilibrio radiactivo de la Tierra. La misión tiene por fin mejorar los modelos químico-climáticos que son necesarios para prever con precisión los cambios climáticos futuros en escalas temporales que abarcan de decenios a siglos. Mediante el uso de espectrometría horizontal de imágenes en el infrarrojo, PREMIER observará campos tridimensionales de composición atmosférica en la troposfera superior y la estratosfera inferior. Una sonda horizontal de onda milimétrica suministrará datos ante la presencia de cirros y especies químicas complementarias. (ESA) (Foto: ESA)