notesp

lunes, 2 de noviembre de 2009

Informe ISS

Después de un retraso debido a la presencia cercana de escombros orbitales, los astronautas de la estación espacial internacional desacoplaron finalmente la nave de carga japonesa HTV-1. Bob Thirsk se ocupó el 30 de octubre de manipular el brazo robótico Canadarm-2 para separar el vehículo (15:02 UTC) de su puerto de atraque, en el módulo Harmony, y llevarlo a la posición de liberación. Fue Nicole Stott quien se haría entonces con los mandos del brazo, soltando al HTV (17:32 UTC). Fueron los motores auxiliares de este último los que se encargaron de apartarlo de forma lenta y definitiva de la estación. Conseguida una separación segura, el HTV maniobraría en varias ocasiones durante las próximas horas, preparándose para el descenso hacia la atmósfera, donde sería destruido junto con sus contenidos (material inservible y basura). A las 21:26 UTC del 1 de noviembre, penetraba sobre el océano Pacífico, finalizando su misión de 52 días. Se esperan otros seis vuelos de este tipo durante los próximos años, hasta 2016, es decir, aproximadamente uno cada año (el segundo debería volar a finales de 2010). (Foto: NASA TV)