notesp

martes, 23 de febrero de 2010

La NASA Detalla Sus Futuras Iniciativas de Tecnología Para la Exploración

La NASA ha proporcionado nuevos documentos detallando más a fondo el destino de los presupuestos solicitados por la administración Obama para el año fiscal de 2011. En el apartado de Exploración, la agencia describe qué programas tecnológicos se van a llevar a cabo y que, en esencia, sustituyen al anterior proyecto Constellation. El llamado Technology Demonstration Program (TDP) tiene como objetivo hacer avanzar tecnologías para facilitar en el futuro la exploración humana del espacio a un coste inferior al actual. Para ello, creará misiones de demostración (Flagship Technology Demonstrators), de un coste situado entre los 400 y los 1.000 millones de dólares, para ensayar estas nuevas tecnologías. La primera debería volar no más tarde de 2014. Por el momento, se listan las siguientes tecnologías a mejorar o demostrar: la transferencia y almacenamiento de combustible en órbita, sobre todo criogénico; construcción de módulos ligeros y/o inflables, más grandes y menos caros que los usados en la estación espacial (incluyendo algunos sistemas como el control térmico, las comunicaciones, protección contra la radiación, soporte vital de circuito cerrado, etc.), y que podrían ser probados en la misma ISS; ensayo de encuentros y acoplamientos automáticos y autónomos (esencial para otras aplicaciones como la construcción de estructuras o transferencia de combustible); sistemas de soporte vital de circuito cerrado, que se probarán en la ISS y que reducirán la carga logística, además de permitir vuelos a otros planetas; desarrollo de tecnologías de aerocaptura y entrada, descenso y aterrizaje; uso de recursos in-situ, en la Luna, asteroides o Marte, para producir oxígeno, agua, etc.; aterrizajes autónomos de gran precisión, para posar un vehículo exactamente en el punto deseado; sistemas de propulsión avanzada, incluyendo nuclear térmica, nuclear o solar eléctrica, plasma, etc.; trajes extravehiculares avanzados para explorar las superficies de otros cuerpos; tecnología de protección contra la radiación espacial; sistemas de interacción entre humanos y robots; sistemas de energía espacial de alta eficiencia (baterías avanzadas, células de combustible, transmisión de energía inalámbrica, sistemas fotovoltaicos y nucleares, etc.); materiales de alto rendimiento y estructuras. Por otro lado, la NASA apostará fuerte por crear la tecnología adecuada para un futuro cohete pesado, la llave para que sea posible explorar más allá de la Tierra. Concretamente, se creará un nuevo motor, de queroseno y oxígeno líquido al menos tan potente como el ruso RD-180, más barato y seguro, que se usaría en la primera etapa de dicho cohete. El motor podría estar listo antes del final de esta década, o antes si participa el Departamento de Defensa. También se efectuarán pruebas de motores con capacidad de reencendido en el espacio. Se habla de ensayar un motor de metano y oxígeno líquido, y otro, de bajo coste, de hidrógeno y oxígeno líquido.

Exploración