notesp

jueves, 8 de abril de 2010

El Módulo Leonardo, Unido a la Estación

Las escotillas entre el transbordador Discovery y el módulo Harmony se abrieron a las 09:11 UTC del 7 de abril. De inmediato, los 13 astronautas se reunieron en el interior de la estación espacial para los saludos de rigor y los informes de seguridad. Se abrían ante ellos al menos ocho días de actividades conjuntas. Una de las primeras sería transmitir a la Tierra las imágenes obtenidas de la revisión del escudo térmico del Discovery, a través del sistema de comunicaciones de la ISS. Los astronautas habían intentando de nuevo activar la antena de banda Ku del transbordador, inútilmente. Su no participación como radar de aproximación no supuso, afortunadamente, ninguna dificultad para el comandante del Discovery. Sus compañeros y él fueron pronto a dormir, en preparación para el primer día de trabajo a bordo del complejo orbital. El 8 de abril estaría protagonizado por el traslado del módulo Leonardo, con sus 8 toneladas de carga, hasta uno de los puertos de atraque del módulo Harmony, concretamente el que mira hacia la Tierra. Wilson y Yamazaki emplearon el brazo robótico de la estación para sacar al Leonardo de la bodega del Discovery (03:21 UTC) y llevarlo hasta su posición (04:24 UTC). Una vez asegurado, Anderson y Noguchi se ocuparían de prepararlo para la apertura de su escotilla. En su interior se encontraban cuatro racks de experimentos y el último cubículo dormitorio para los tripulantes, todo lo cual tendría que ser llevado hasta su lugar en la estación. Una vez vacío, el Leonardo sería cargado con materiales destinados a llevar a la Tierra. Pero ésta no será la última misión del módulo logístico, ya que retornará a la ISS durante el vuelo STS-133, y esta vez para quedar permanentemente unido al complejo, proporcionando espacio suplementario, y para lo cual tendrá que ser modificado ligeramente en tierra. (Foto: NASA)