notesp

lunes, 14 de junio de 2010

La Ikaros Despliega su Vela Solar

La agencia japonesa JAXA confirmó la apertura completa de la vela solar Ikaros, en lo que supone un resonante éxito para esta nueva tecnología de propulsión y generación eléctrica. El proceso de apertura fue llevado a cabo con grandes precauciones y siguiendo un plan complejo. Desde su separación del cohete lanzador, girando sobre sí mismo a una velocidad de 5 rpm, el vehículo redujo dicho giro hasta las 2 rpm y se preparó para liberar cuatro pequeños pesos que ayudarían al despliegue de la vela. Los citados pesos quedaron liberados el 26 de mayo. A continuación, se aumentó la velocidad de giro hasta las 25 rpm, lo que ayudaría a extender desde el 3 de junio los segmentos de vela, aún plegada, gracias a la fuerza centrífuga. Siguiendo las leyes de la física, la velocidad de rotación fue disminuyendo a medida que sus extremos fueron alejándose del cuerpo central, ayudados por un motor. El 8 de junio se daba por concluida la primera fase del despliegue, con la Ikaros ofreciendo el aspecto de una cruz y con una envergadura de 15 metros de punta a punta. La segunda fase supuso la apertura de la membrana de la vela, tarea que se terminó el 10 de junio. El proceso fue fotografiado desde cámaras situadas a bordo, que mostraron todo el proceso y confirmaron el éxito de la operación. La vela, que contiene una zona equipada con células solares muy delgadas, empezó a producir energía eléctrica, como se esperaba. La nave, en ruta hacia Venus, se halla a unos 8 millones de kilómetros de la Tierra. Durante los próximos días, los ingenieros examinarán el funcionamiento del sistema de generación eléctrica, y comprobarán si la vela responde a la presión de la luz solar, en cuyo caso variarán su orientación para controlar la aceleración, y con ello la navegación del vehículo. Esta tecnología podría algún día impulsar a sondas interplanetarias hacia lejanos destinos sin el enorme gasto de combustible que supone acelerar hacia ellos. (Foto: JAXA)

Ikaros