notesp

lunes, 18 de febrero de 2008

Informe ISS/STS-122

Walheim y Love pasarían 7 horas y 25 minutos en el exterior de la estación espacial durante la tercera actividad EVA de esta misión, una hora más de lo previsto. A las 13:06 UTC del 15 de febrero, despresurizaban el módulo Quest, a través de cuya escotilla salieron inmediatamente. Los dos astronautas se dirigieron al módulo Columbus, donde recibieron el primer experimento que debían instalar, el llamado SOLAR, dedicado a estudios solares. El brazo robótico de la estación, controlado por Melvin, se encargó de llevarlo desde la bodega del Atlantis hasta el Columbus. Walheim y Love tardaron unas 3 horas en conectar físicamente el SOLAR al módulo. A continuación, ayudaron al Canadarm-2 a llevar hasta la bodega del Atlantis un giróscopo estropeado que fue sustituido en agosto de 2007. Así podría ser transportado a la Tierra y examinado. Una vez asegurado en su lugar, el brazo agarró el segundo experimento europeo, el llamado EUTEF (European Technology Exposure Facility) y lo trasladó hasta el Columbus, donde fue instalado por los astronautas. En el futuro, permitirá que los científicos puedan exponer a los rigores del espacio diversos experimentos. La siguiente tarea consistió en revisar el pasamanos en el módulo Quest que podría haber sido el responsable de producir cortes en los guantes de los astronautas. Walheim y Love localizaron en él una abrasión, producida quizá por un micrometeorito, pero al pasar la herramienta equipada con tejido de guante por su superficie, no se notaron daños en este último. Una posible última tarea, echar un vistazo a la articulación SARJ que ha estado sufriendo problemas desde el otoño, fue cancelada por falta de tiempo. Los astronautas regresaron al interior del Quest, que represurizaron a las 20:33 UTC.
Al día siguiente, la tripulación del Atlantis y la de la ISS dedicarían más tiempo al descanso y a preparar el regreso del transbordador. Además, se utilizó el propio Atlantis para elevar ligeramente y durante 36 minutos la órbita del complejo (2,2 km), dándole la orientación adecuada para recibir al Endeavour en marzo. También se celebró una conferencia de prensa con los diez astronautas presentes, que contestaron preguntas realizadas desde Estados Unidos y Europa. Previamente, los comandantes habían sido informados sobre la decisión de derribar un satélite militar, tras el aterrizaje del Atlantis, en caso de que fueran preguntados al respecto por los miembros de la prensa. Para completar el día, se prosiguieron las transferencias entre las dos naves, y se continuó preparando el módulo Columbus desde su interior, tarea en la que participaron todos los tripulantes.
El domingo 17 de febrero, se celebró la tradicional despedida entre los miembros de las dos tripulaciones. Poco después, cada astronauta se dirigió hacia su vehículo respectivo, y se cerraron las escotillas entre ellos (18:03 UTC). Dan Tani, por supuesto, se instaló en el Atlantis, listo para regresar a casa, y Eyharts hizo lo propio en la ISS, donde permanecerá varios meses.
El 18 de febrero, a las 09:24 UTC, el Atlantis se separaba definitivamente de la estación e iniciaba un giro alrededor del complejo para fotografiar y grabar en video la nueva configuración de la ISS. (Foto: NASA TV)