notesp

miércoles, 12 de marzo de 2008

España y el ATV

Los esfuerzos de los ingenieros han dado resultado y la anomalía detectada en el sistema de propulsión del vehículo logístico ATV Jules Verne ha sido resuelta. Poco después del lanzamiento, se detectó una diferencia de presión entre el oxidante y el combustible de una de las “cadenas” de propulsión, la cual afecta a uno de los motores principales y a varios auxiliares. El problema parecía hallarse en una caja electrónica. Durante la noche, los ingenieros resolvieron el problema y reintegraron la caja en el sistema. Se reactivó todo el sistema de propulsión, y ahora todos los motores están disponibles. Las primeras maniobras utilizando los motores principales se efectuaron a las 14:54 UTC y a las 17:06 UTC del 11 de marzo, iniciando la deriva orbital hacia el punto esperado. Tras otras dos maniobras, la nave permanecerá en una órbita de aparcamiento, donde quedará a la espera de que finalice la misión del transbordador Endeavour.
Echemos un vistazo ahora a la participación española en el programa, estimada en unos 110 millones de euros, que es un 5% del total. Diez empresas españolas, la mayoría asociadas en el grupo Proespacio, han entregado una gran variedad de elementos. El suministro de los procesadores de comunicaciones para el enlace de proximidad es de EADS Astrium Crisa; el software de dinámica de vuelo de GMV; los estudios y análisis, de RAMS de IBERESPACIO; las antenas de comunicaciones, de RYMSA; los transpondedores para las comunicaciones de enlace de proximidad y con el satélite de la NASA TDRSS, así como parte del equipamiento electrónico, de Thales Alenia Space España; el software de vuelo y de atraque automático ha sido desarrollado por GTD; el aprovisionamiento y calificación de componentes eléctricos y electrónicos por Alter Technology Group Spain; y las estructuras del vehículo y el sistema de separación han sido producidos por EADS CASA Espacio. Indra Espacio ha instalado la nueva estación de seguimiento en la Isla María de Azores cuya primera misión será el seguimiento de ATV. También Deimos Space ha participado en el desarrollo de la plataforma de simulación y validación del software de ATV. Entre todas han conseguido contratos, como se ha dicho, por un valor de 110 millones de euros. En particular, 90 millones de euros corresponden al desarrollo y fabricación de las dos primeras unidades del vehículo de las siete que están previstas, 10 millones de euros a la participación de la industria española en las adaptaciones realizadas en el lanzador Ariane 5 necesarias para su lanzamiento, y otros 10 millones de euros a la adaptación del segmento terreno (tanto para el propio lanzamiento como para el posterior seguimiento y control de la misión). El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), como representante español en la Agencia Espacial Europea (ESA), ha financiado la participación de la industria española en este proyecto. (Proespacio) (Foto: ESA - D.Ducros)