notesp

lunes, 12 de mayo de 2008

Informe ISS/STS-124

Los astronautas de la estación espacial internacional celebraron el Día de la Victoria, una festividad rusa que conmemora el final de la Segunda Guerra Mundial, con una jornada de tiempo libre a bordo del complejo. Los días previos, sin embargo, fueron frenéticos, con mucho tiempo dedicado a robótica, ciencia y los preparativos para la llegada del transbordador Discovery.
Así, Garrett Reisman utilizó el brazo Canadarm-2 para coger el robot Dextre y probar algunos de sus sistemas, y también recopiló algunos artículos que deberán regresar a la Tierra con él, a bordo del Discovery. Recordemos que Greg Chamitoff ocupará su lugar en la estación cuando llegue en este vehículo. Asimismo, el americano configuró algunas herramientas que se emplearán durante los tres paseos espaciales previstos, los cuales servirán para instalar el módulo japonés Kibo y su brazo robótico, y para reemplazar un tanque de nitrógeno vacío.
Sus compañeros Volkov y Kononenko trabajaron por su parte en el módulo Zarya e instalaron recipientes para almacenar mejor los suministros y así optimizar la circulación del aire. Ambos cosmonautas han efectuado varias sesiones con un experimento ideado para mejorar la detección de fugas de aire en los módulos de la estación.
Antes de la llegada del Discovery, Rusia lanzará hacia la estación una nueva nave de carga Progress (29P), repleta con 2 toneladas de suministros. El vehículo deberá partir de Baikonur el 14 de mayo, estando su acoplamiento con la ISS previsto para dos días después. Antes de dar luz verde al despegue, los controladores rusos efectuarán una revisión del sistema automático de acoplamiento Kurs.
En la Tierra, los siete miembros de la tripulación del Discovery completaron el viernes 9 de mayo la simulación de la cuenta atrás, para lo cual vistieron sus trajes espaciales y se instalaron en el interior de la cabina de la nave. También participaron en un entrenamiento de salida de emergencia desde la zona de lanzamiento 39A. Finalizado todo ello, regresaron a Houston, y ya no volverán a Florida hasta pocas jornadas antes del lanzamiento, previsto para el 31 de mayo. (Foto: NASA)